Alberto (en modo zen) se suma a los anuncios de campaña

Política

"Es tiempo de escucharnos, de terminar con los gritos altisonantes y de aprender a escucharnos entre nosotros para saber qué nos pasa", fue el pedido del Presidente ante empresarios del sector. El Gobierno amplía la reconversión de planes sociales en empleo a nuevas actividades.

En modo zen y acompañado por el Gabinete nacional, Alberto Fernández convocó a “construir puentes, el primero es el puente hacia el diálogo y el consenso”, al exponer en el cierre de la Convención Anual de la Cámara Argentina de la Construcción, junto al titular de la organización, Iván Szczech, en el predio La Rural. Fue en el marco de la ampliación del programa de reconversión de planes sociales en empleo que el Gobierno nacional viene aplicando en distintos sectores de la economía.

El Presidente remarcó la necesidad de generar trabajo "por sobre todas las cosas" para "salir de una economía de especulación a otra que produce". "Le digo que sí al trabajo y no al desempleo. Pido que unamos fuerzas. Decirle sí al que invierte y no al que especula. Sí a la Argentina que nos merecemos y no a la que tanto dolores nos trajo", agregó. Ante empresarios de la construcción, Alberto aseguró además que su Gobierno reconstruyó "un sistema de obra pública donde el Estado contrata y el privado hace su trabajo con la mayor transparencia”. "No nos pesa licitar obra pública, lo hacemos con todas las reglas de transparencia y convencidos de que el dinero de la obra pública termine en obra pública sin cartelización y participen todos los constructores".

“Es tiempo de escucharnos de terminar con los gritos altisonantes y de aprender a escucharnos entre nosotros para saber qué nos pasa, es importante ponerse en los zapatos del otro para saber cómo caminar hacia el futuro”, sostuvo el Jefe de Estado. “Le digo que sí a escuchar y gobernar, y le digo que no a la idea de encerrarnos, de creer que debemos gobernar sin escuchar al otro”, afirmó el mandatario, e insistió: “Sí al diálogo constructivo, a hermanarnos en la construcción de un país que nos cobije a todos”.

Objetivos

Para lograr esos objetivos consideró que la construcción debe tener un lugar destacado porque “es multiplicadora en materia económica” “Hablamos de gente que produce ladrillos, que produce madera, vidrio, acero, aluminio, es una actividad que hace confluir a tantas otras actividades que debemos valorarla mucho y tiene ese efecto multiplicador del trabajo que admiramos”, indicó el Presidente. En ese sentido, señaló que su Gobierno “apuesta a la construcción y este año multiplicamos por dos la inversión en obra pública, y el año que viene volveremos a aumentarla porque seguimos creyendo en la necesidad de la obra pública como creemos en la necesidad de la construcción de viviendas”.

Alberto recordó que el Gobierno anunció el lunes el programa “A Construir", que implica avanzar en la transformación de planes sociales en trabajo a través de la formación, capacitación profesional e inserción laboral formal en obras públicas nacionales, provinciales y municipales para personas beneficiarias de planes de asistencia social. Para una primera etapa de implementación, que comprende el último trimestre de 2021 y el primero del año próximo, el Ministerio de Obras Públicas propone la incorporación al programa de 124 obras, que representan una inversión total de $21.761 millones y generarán 5.792 empleos directos con perspectiva de género y 3.141 indirectos.

Crecimiento

En septiembre crecieron en términos interanuales las ventas de todos los insumos relevados de la construcción. De acuerdo con el INDEC, lideraron el crecimiento los despachos de Hormigón Elaborado (1.054,6% interanual), Ladrillos Huecos (1.012,2% interanual), Mosaicos graníticos y calcáreos (792,2% interanual) y Yeso (541,6% interanual). El acumulado de los primeros siete meses del año se verificó un incremento de 50,90% en las ventas de insumos para la construcción en comparación con el mismo período de 2020.

El primer paso para la reconversión de planes sociales en empleo fue dado en agosto pasado con los trabajadores rurales, que en un total de 250 mil pasaron a desempeñar sus funciones en el terreno mientras mantienen la asistencia del Estado, sin perder las asignaciones ni ninguna de sus atribuciones. Fue el resultado de un trabajo conjunto entre el Gobierno nacional, las cámaras empresarias y los trabajadores de la economía popular, bajo el arbitraje de los Ministerios de Desarrollo Social y Trabajo, a cargo de Zabaleta y Claudio Moroni, respectivamente. El Gobierno tiene previsto sumar a esta propuesta de reconversión laboral a la industria textil, de extenso desarrollo en el país, y la gastronomía, entre otros sectores de la economía que, además de impactar en la creación de puestos de trabajo, favorecen la producción y el consumo.

Además del Presidente, durante la Convención participaron el jefe de Gabinete, Juan Manzur; los ministros de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi; de Transporte, Alexis Guerrera; de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y de Economía, Martín Guzmán, y el presidente del Consejo Económico y Social, Gustavo Béliz.

Dejá tu comentario