Larreta anticipa explicaciones sobre cuarentena light en día récord de casos en el país

Política

Se espera reunión cumbre, de jefe porteño y Axel Kicillof con Alberto Fernández para avanzar en definición en conjunto, ver impacto de la apertura de actividades y coordinar controles a la circulación.

Son horas de decisiones para el jefe de Gobierno porteño, quien sacará conclusiones sobre la apertura del aislamiento obligatorio, antes del viernes, lo promete para mañana. En principio, busca junto al Gobierno nacional y Axel Kicillof una medida más restrictiva para el uso del transporte público, algo sobre los que insiste el gobernador bonaerense.

Los datos de contagios por coronavirus de ayer, no fueron alentadores para seguir como hasta ahora. En el peor día de la epidemia para el país, se registraron 438 casos de infectados de los cuales más de la mitad, 224, están en la Ciudad de Buenos Aires, pero también la provincia de Buenos Aires reportó una suba considerable, con 157 casos. Comienza a verse así el impacto de la mayor circulación de personas a partir de la semana pasada, pero habrá que ver si también las actividad en la Ciudad provoca el aumento de Covid-19, en la provincia.

En la últimas horas del lunes, y las primeras de ayer, el ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, entre anuncios y explicaciones, aludió a datos de la ya polémica cuarentena del distrito. Remarcó, que el plan que proyectó el Gobierno porteño y puso en marcha el martes de semana pasada, lo conversó con el Gobierno nacional y además, que ese plan de flexibilización del aislamiento con la habilitación de venta al público de comercios y paseos para los niños, preveía que no se utilizara el transporte público en la apertura de las actividades, que quedaba limitado exclusivamente para los trabajadores de las actividades esenciales. Sin embargo en la práctica no se habría cumplido estrictamente lo que pone en evidencia el conteo de la Ciudad del aumento de pasajeros desde entonces.

El control en el transporte es una preocupación en la provincia y en la Ciudad, al representar alto riesgo de contagios y, básicamente de traslado del virus hacia territorio bonaerense, desde donde llegan a la Capital cientos de miles de empleados.

Ayer, solo los colectivos, que realizan el 80% de los viajes que se hacen en transporte público, trasladaron 2.376.000 pasajeros, 4% más que la semana anterior.

Ante la TV, en una emisión de C5N, el ministro fue duro al dar la explicación acerca del impacto que podría tener el uso del transporte público sobre la cantidad de infectados, que es a lo que temen intendentes del conurbano que se vienen quejando de la apertura de comercios con atención al público en la Capital.

Por la mañana de ayer, en el informe que el Gobierno porteño da los martes y los viernes, Quirós subrayó otras cuestiones. Dijo que “nosotros le propusimos al Presidente de la Nación algunas actividades comerciales barriales sin transporte público y el impacto de eso ocurre de 7 a 10 días después, es decir que eso está sucediendo entre ayer, hoy y mañana por el lunes, martes y hoy)”.

También explicó que “nosotros estamos juntando los indicadores sanitarios por un lado, el Gobierno de la Ciudad está juntando el resto de los indicadores de cumplimiento, y tomando decisiones basadas en los datos”. Finalmente anticipó que “el jueves evaluaremos los resultados y en base a eso le propondremos al Gobierno nacional qué creemos que hay que hacer en los próximos días”.

El equipo de Horacio Rodríguez Larreta en materia sanitaria espera ver cómo se comporta la curva de contagios de esta semana, teniendo en cuenta que el reinicio de las actividades económicas -casi todos los rubros de minoristas- comenzó el 12 pasado, jornada en la que se registraron 148 casos, mientras que el lunes pasado, se contaron 147. Pero, la variable más dramática, Larreta la tiene en la multiplicación de casos en los barrios vulnerables, como la Villa 31 que ya tiene más de 1400 contagiados.

Con esos datos y del comportamiento social, que el Gobierno porteño asegura que es bueno, Larreta definirá si continúa con la apertura tal como está, la modifica o la interrumpe. Sin embargo está ya claro que como sea, las restricciones para el traslado en trenes, colectivos y subtes, será clave ya que los propios números del Gobierno porteño dan cuenta de un aumento en la cantidad de pasajeros. En el subte, por ejemplo, se trasladaron 61 mil personas, 11% más que la semana pasada y en trenes se registraron 161 mil viajes, 9% más que la semana pasada. Los guarismos que se reporten hoy sumarán a la definición del Gobierno porteño, tras uno de los peores días para la pandemia en Capital.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario