Insólito: Zannini será jefe de partido de radicales K

Política

Esperan el guiño de Néstor Kirchner. Confiados, en el zanninismo tienen preparados los papeles para que Compromiso K, el espacio ultrakirchnerista que regentea el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, evolucione -¿o involucione? a la categoría de partido
político
.

La propuesta tiene un objetivo específico: convertir a CK en el «sello» de los radicales K que se incorporaron, sin perder su identidad UCR, al planeta Kirchner, pero que no quieren ser opacados por el PJ ni fagocitados por el oficialista Frente para la Victoria (FpV).

Sería un cambio de parámetros. El diseño original de Zannini era que Compromiso K funcione como una usina de debate e iniciativas. El resultado fue diferente: la criatura mutó en un club político, inundado de punteros y referentes que querían acercarse al gobierno.

En ese tránsito surgió, el año pasado, la intención de organizar CK para darle rango de partido político, con mesa de conducción y personería electoral para, claro, poder sumarse al frente electoral que llevará la candidatura kirchnerista en octubre.

La rama que ordena el radical K Roberto Porcaro -en la que participan también el intendente platense, el peronista Julio Alak, además de alcaldes de la UCR y el PJ de todo el país-decidió acelerar los aprestos para darle nuevo impulso a esa iniciativa para lo que esperan, antes, una señal positiva de la Casa Rosada.

  • Respuesta

    Coincide con la siempre latente intención oficial de, a lo Chávez, crear un partido propio para Kirchner. Ese no sería, sin embargo, el caso de CK, sino más bien ser el sello que usen los radicales para pulsear dentro del kirchnerismo y no quedar rehenes del PJ.
    Es, por otro lado, una vieja idea que responde a los recelos entre dos grupos paralelos de CK: el del Porcaro y el del santacruceño Olaf «Pilo» Asset. Ambos, por separado, juntan para Kirchner y responden a Zannini, aunque, entre ellos, no hay precisamente amistad.

  • Otra dirección

    A fin de año, Asset tomó otra dirección: se lanzó a alimentar la Fundación Ahora Argentina, alquimia que toma una figura que Kirchner usaba en su provincia -en las campañas hablaba de «Ahora Santa Cruz»- y planea abrir franquicias en todas las provincias.

    Inquietos y dedicados a dar señales, desde CK se armó el primer show político del año: en viernes pasado juntaron a jóvenes para que se reúnan con Daniel Filmus, el candidato bendecido por Kirchner y Alberto Fernández para competirpor la Jefatura porteña. Días antes, un dirigente de CK -José Otavis-había renunciado a un cargo en el gobierno de Jorge Telerman, con lo que se transparentó el distanciamiento de la Casa Rosada con el jefe de Gobierno. Para no dejar dudas, de adaptación rápida, una semana después de estar con Telerman se pusieron a jugar para Filmus.
  • Dejá tu comentario