La pelea por el voto de evangélicos

Política

El duelo por la Jefatura de Gobierno porteño entre Ibarra y Macri incorporó durante este el fin de semana un rubro al que, hasta ahora, no se le daba mayor relevancia en la agenda política de los candidatos: la cosecha del voto religioso no católico.

Casi como espejos, con apenas horas de diferencia, Ibarra y Macri dedicaron tiempo de su fin de semana -el anteúltimo previo a la elección del 24 de agostoa ese capítulo con cumbres multitudinarias con la rama evangélica.

El presidente de Boca abrió el ciclo el viernes a la noche en un templo en el barrio de Caballito, donde habló para 3.000 seguidores del pastor Miguel Estevanez, uno de los top en el circuito porteño. Ibarra, en tanto, seleccionó la noche del sábado para pararse frente a 5.000 fieles en la Catedral de la Fe, que « rezaron» por el buen destino del Gobierno porteño. El pastor Osvaldo Carnival ofreció el aporte de sus «hermanos» para colaborar con la tarea social de la administración Ibarra.

Dejá tu comentario