Lavagna con Chiche ante críticas UCR

Política

La aparición de Chiche Duhalde en Mar del Plata, durante una conferencia de Roberto Lavagna, desató temblores entre los radicales que respaldan la todavía no declarada postulación del ex ministro, lo que derivó en un cruce con el PJ pro Lavagna.

Luego de una larga temporada en silencio y lejos de los flashes -en los que emitió gestos de apoyo a quien fue ministro de su marido, Eduardo Duhalde-, Chiche volvió el viernes a mostrarse en un show político, esta vez como protagonista secundaria. El centro fue Lavagna.

Esa irrupción, que programó el grupo El General, incomodó a los radicales de Buenos Aires que no ocultaron su malestar. Escurridizos para ponerles apellido a sus quejas, dijeron que Chiche es «un peso» para el plan de convertir a Lavagna en candidato.

  • Reacción

    Sin embargo, el ex ministro reaccionó a través de sus colaboradores más cercanos y lo hizo en defensa de Chiche a quien valora tanto por su «peso institucional» -es senadora por Buenos Aires- como por su «peso político, obtuvo 20% de los votos, contra Cristina».

    «No tenemos que psicoanalizarnos por el apoyo de Chiche. Al contrario, estamos muy contentos: es una dirigente importante que nos da su respaldo», dijo, con cierta ironía, un dirigente de extrema confianza de Lavagna.

    En realidad, el argumento del lavagnismo es más puntual: apunta a plantear que es el gobierno, tras los gestos de Néstor Kirchner, el que cobijó a la mayor cantidad de referentes provenientes del PJ bonaerense que respondían a Duhalde.

    «El 90% de los ex duhaldistas está con Kirchner: mire si no a (Raúl) Othacehé, (Luis) Barrionuevo, (José María) Díaz Bancalari», explicaban anoche en un intento por descomprimir la crisis que generó dentro del espacio la aparición, para muchos inesperada, de Chiche.

    El scrum del lavagnismo en torno a la bonaerense va más lejos: es senadora por Buenos Aires, con «mucho trabajo en el área social» y logró «20% de los votos» en octubre de 2005, enfrentada a «todo el aparato estatal» que respalda a Cristina Fernández, citan.

  • Ausente

    Ninguno de los referentes del radicalismo o el PJ que se acercaron a Lavagna logró semejante respaldo. Puede decirlo, por caso, Juan José Alvarez, que tras conocerse que fue empleado -dice que administrativode la SIDE quedó fuera de la agenda del ex ministro.

    Alvarez fue el único de los cuatro integrantes originales del grupo El General que el viernes no estuvo en Mar del Plata, en la conferencia que reunió a peronistas y radicales junto a Lavagna. Por la UCR, entre otros referentes, estuvo el jefe del Comité Provincia de la UCR, Carlos Gorosito.

    El cortocircuito en torno a Chiche refleja, en rigor, la tensión existente entre el radicalismo y el peronismo que convive en torno a Lavagna. Es, claro, una pulseada por posicionamientos que anticipa la eventual discusión por candidaturas del año próximo.

    «Con diálogo y entendiendo cada uno su posición, esto se va a ir ordenando», confió anoche un colaborador estrecho del ex ministro.

    La experiencia Chiche fue un acercamiento que, en adelante, enfrentará otros momentos críticos, según confesó un peronista que respalda la postulación del ministro. Hay, claro, años de disputa entre el PJ y la UCR, más allá de que el radicalismo de la mano de Moreau, Storani y Alfonsín mantuvo una fina sintonía con Duhalde durante su década en el poder bonaerense.
  • Dejá tu comentario