Legisladores eluden hablar de papeleras

Política

En el Congreso se esperaba que hoy hubieraalguna mención a la puja por las papeleras dentro del documento final que emitirán los diputados y senadores de 16 países latinoamericanos que desde ayer sesionan en Buenos Aires. El tema no estaba incluido en la agenda original de reuniones, pero el Congreso argentino, sobre todo el radicalismo. considera que la «diplomacia parlamentaria» puede ser la vía de negociación correcta al conflicto con Uruguay y por eso los esfuerzos por lograr algún pronunciamiento. Esta reunión del Parlamento Latinoamericano esta convocada, en realidad, para discutir medidas conjuntas contra el lavado de dinero y la corrupción en el continente.

Esta vez las deliberaciones se realizan en Buenos Aires y coincide con que la presidenta de ese virtual Parlamento de los países latinoamericanos y el Caribe es la justicialista salteña Sonia Escudero.

En realidad se convocaron también otras presencias más lejanas a la problemática de la zona, como la del diputado canadiense John Williams, presidente de la Organización contra la Corrupción, y el mexicano César Jáuregui Robles, vicepresidente de Parlamentarios Latinoamericanos contra la Corrupción.

Williams, que pertenece al Partido Conservadorde Canadá, tiene en su currículum una rareza para estas tierras: es fundador y presidente de la Organización Mundial de Parlamentarios contra la Corrupción, única institución legislativa en el mundo que tiene como objetivo fortalecer los sistemas de control administrativo y la transparencia de los gobiernos.

El Parlatino es en realidad un foro de legisladores que no tiene representatividad ni reconocimiento internacional como institución legislativa. Pero llegó a tener suficiente importancia como para que los cargos en ese cuerpo fueran codiciados por legisladores argentinos, en parte por la necesidad de viajes periódicos que supone ocuparse del tema. Lo sabe bien el radical Leopoldo Moreau, que participó siempre activamente en ese Parlamento y aún, aunque sin banca, sigue relacionado con la organización.

Ayer, José Pampuro fue el encargado de abrir la reunión de los legisladores latinoamericanos. Pidió el presidente provisional del Senado «posturas y respuestas consensuadas» entre los países de la región frente a políticas de derechos humanos y avanzó en la necesidad de profundizar la lucha contra el terrorismo internacional, un tema sobre el que Néstor Kirchner no suele expedirse frecuentemente.

Dejá tu comentario