Lousteau confirma que no darán marcha atrás con la medida

Política

El ministro de Economía y Producción, Martín Lousteau, aseguró hoy que "no hay ningún elemento que haya modificado la decisión del Gobierno de no dar marcha atrás en el tema de las retenciones".

En declaraciones radiales, Lousteau ratificó que "nosotros estamos haciendo lo mismo que venimos haciendo desde el principio, que es llamar a la cordura y a un diálogo que ya estaba instalado".

Lousteau ratificó el nuevo esquema de retenciones al señalar que sin ellas los precios de los alimentos en el mercado interno serían más altos, y aseguró que los "cacerolazos" de anoche estuvieron protagonizados por "una clase media urbana que no tiene nada que ver con el campo".

El funcionario sostuvo que, con las retenciones, "estamos discutiendo cómo se distribuye la renta en el país, en el marco de un mundo que ha cambiado, y en el que los precios internacionales de los alimentos son los más altos desde 1845".

En esa línea, expresó que si no se aplicaran retenciones, "el precio del litro de aceite sería de 12 pesos, el kilo de asado costaría 20 pesos, el litro de leche 3,50 pesos y el pan costaría 1,50 peso más" que ahora.

"Este tipo de cosas no las dicen los productores y muestra que la protesta de ayer no está motorizada por el tema específico de las retenciones, sino que estuvo incentivada por cuestiones políticas", enfatizó.

Lousteau señaló que los ruralistas que desde hace dos semanas se encuentran de paro "quieren tener hiper rentabilidad".

"Se trata de un sector que no quiere retenciones y quiere tener hiper rentas, mucho más altas de las que tienen ahora", se quejó el titular del Palacio de Hacienda.

Además, criticó a los que ayer participaron de los "cacerolazos" en diferentes puntos del país, al indicar que "se trata de una clase media urbana que no tiene nada que ver con el campo y que estaría dispuesta a pagar más caros los alimentos".

Asimismo, consideró que sobre las protestas "se montan intereses políticos" ajenos a la actividad agropecuaria. y enfatizó que los piquetes en las rutas "lindan con lo antidemocrático".

Lousteau insistió con que en el campo "están todos mucho mejor" que hace "dos, cuatro o diez años. Pero se ve que no quieren que haya una distribución de la renta extraordinaria que están teniendo".

El funcionario señaló que el Gobierno "no va a tener ninguna timidez para destinar recursos (de las retenciones) para que en Argentina haya una mejor distribución del ingreso".

Y afirmó que la protesta del campo está "empezando a generar desabastecimiento de alimentos, sin tener conciencia de cómo le afecta a la gente".

No obstante, destacó que el Gobierno garantizará el abastecimiento del mercado interno y el libre tránsito por las rutas.

Dejá tu comentario