12 de diciembre 2007 - 00:00

Malvinas: reconoce la Argentina que no se abasteció a buque inglés

Tabaré Vázquez
Tabaré Vázquez
El gobierno argentino está «muy satisfecho» por la decisión del presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, de no permitir que un buque de guerra británico se abastezca de combustible en el puerto de Montevideo, en su trayecto hacia las islas Malvinas.

La resolución uruguaya fue en respuesta a un pedido de la Cancillería argentina, cursado el viernes 7 de diciembre, ante la noticia de que un buque de guerra británico haría una parada en el puerto de Montevideo.

Se trata del buque de guerra británico HMS Nottingham, un destructor Tipo 42 que es utilizado como elemento «disuasivo» para «mantener» la soberanía británica sobre las islas.

«En apenas dos horas, ese mismo viernes, el gobierno uruguayo accedió al pedido argentino, gestionado por el embajador en Uruguay, Hernán Patiño Mayer», precisaron las fuentes.

  • Apoyo

    Como resultado, el buque de guerra británico no pudo abastecerse de combustible y quedó claro el apoyo uruguayo a los «legítimos reclamos argentinos de soberanía sobre las islas Malvinas», destacaron las fuentes.

    El buque, que forma parte de la presencia británica en el Atlántico Sur, va a permanecer en las islas Malvinas alrededor de siete meses.

    El canciller Jorge Taiana había expresado ayer su « satisfacción» por la «positiva respuesta» del gobierno de Tabaré Vázquez y consideró el gesto como «una muestra concreta del reiterado apoyo» de Uruguay a los «legítimos derechos de soberanía sobre las Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur».

    Como parte de su política sobre Malvinas, la Argentina ha pedido a los países vecinos que no faciliten el uso de sus puertos o aeropuertos a buques o aeronaves militares británicos que contribuyen a sostener la ocupación de territorios que se reclaman al Reino Unido, disputa que reconoce la ONU.

    El lunes, en su discurso de asunción ante el Congreso, Cristina de Kirchner, la flamante presidente de los argentinos, reafirmó el reclamo « irrenunciable e indeclinable a la soberanía» sobre las islas Malvinas y consideró que existe una situación de «enclave colonial» por parte del «país ocupante», en referencia al Reino Unido.

    En medio de aplausos, hizo un llamado al «país ocupante» -en referencia al Reino Unido- «que en todos los foros internacionales luce como adelantado y respetuoso».
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar