Massa dedicó la mañana a dejar atado lo que pudo en Tigre

Política

Sergio Massa se despidió ayer por la mañana de la intendencia de Tigre con un acto en el Concejo Deliberante donde firmó su licencia y recibió una ovación de sus secretarios y colaboradores, quienes permanecerán en el gobierno comunal.

El nuevo jefe de Gabinete logró así evitar una convocatoria a nuevas elecciones comunales en el peor momento de la crisis política del gobierno de Cristina de Kirchner. Por eso el pedido de licencia no fue criticado a viva voz por los intendentes del peronismo bonaerense, quienes recordaban como un gesto patriótico la renuncia en 2002 de Carlos Ruckauf a la gobernación de la provincia de Buenos Aires para asumir en la Cancillería del entonces presidente Eduardo Duhalde.

Ayer Massa desayunó en su casa de Tigre junto a su esposa Malena y a sus dos hijos, quienes como premio por la designación de su padre en el gabinete no fueron al colegio.

Luego se dirigió al Palacio comunalpara despedirse de sus secretarios, firmó una licitación de obras y prometió dedicarse part time al municipio. Su mañana fue relajada y no habló ni con Néstor ni con Cristina de Kirchner.

Desde la intendencia de Tigre se trasladó con su familia al Concejo Deliberante donde firmó su licencia y fue reemplazado por el primer concejal electo en la lista del Frente para la Victoria en diciembre pasado, Julio César Zamora, hasta ayer secretario de Política Sanitaria y Desarrollo Humano del municipio.

Zamora, a su vez, también pidió licencia en su puesto y reasumió su cargo de primer concejal para convertirse en el intendente interino de Tigre. Durante la sesión del Concejo Deliberante, el designado jefe de Gabinete agradeció «la demostración de madurez política del bloque de concejales de Acción Comunal», partido que gobernó el municipio hasta 2007, cuando Massa ganó las elecciones para el kirchnerismo.

«Sin hacer oportunismo, como muchas veces pasa en la política, vinieron, se sentaron y dijeron estamos a disposición porque creemos que Tigre nos necesita a todos», fueron las palabras de Massa quien además aseguró que su alejamiento de la comuna «no es un adiós, sino un hasta pronto», y en este sentido subrayó que se retira «con un ojo y el corazón puestos en Tigre».

«Seguramente en el ir y venir de la actividad nos iremos encontrando alguna que otra vez para trabajar todos juntos», les dijo a los vecinos, funcionarios y ediles presentes en el Concejo Deliberante. A su vez, se despidió con el recordatorio de que inicia para su carrera política «una nueva etapa», con su asunción como jefe de Gabinete.

  • Llamados

    Además Sergio Massa, confirmó que recibió llamados de «mucha gente» para felicitarlo por haber sido el elegido para asumir al frente de la jefatura de Gabinete, entre ellos, el vicepresidente, Julio Cobos. Pese al distanciamiento con el gobierno por haber votado en contra del proyecto de retenciones en el Senado, Cobos envió una señal de distensión al mandarle un mensaje de texto a Massa para desearle «mucha suerte».

    Massa también recibió llamados del titular de la CGT, Hugo Moyano; los gobernadores de Buenos Aires, Daniel Scioli, y de Córdoba, Juan Schiaretti; el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta e incluso del ex presidente Eduardo Duhalde.
  • Dejá tu comentario