Homenaje a Jaunarena: pidió acuerdo para salir de la crisis

Política

El exministro de Defensa Horacio Jaunarena recibió ayer en del Senado de la Nación la mención honorífica “Senador Domingo Faustino Sarmiento”. La distinción constituye el reconocimiento a personas físicas o jurídicas por su obra emprendedora destinada a mejorar la calidad de vida de sus semejantes, de las instituciones y de sus comunidades. Tres veces ministro castrense Jaunarena ingresó al salón de las Provincias del Palacio Legislativo flanqueado por; el organizador del homenaje; el senador y ex ministro de Defensa, Julio Martínez (UCR, La Rioja), el expresidente Eduardo Duhalde y el filósofo Santiago Kovadloff.

La emoción de palabras sentidas de los cuatro oradores; Martínez, Kovadloff, Duhalde y del propio Jaunarena,-en ese orden- se potenció con la fuerza de los mensajes políticos que cada uno soltó como si se tratase de una sesión en el hemiciclo.

“Merecido homenaje para alguien que hizo mucho por la defensa y por la consolidación de la democracia”, arrancó Martínez. “También la importancia que ha tenido para apuntalar lo que todos reconocemos en Raúl Alfonsín que, a partir del juicio a las Juntas y los procesos posteriores se logró el control civil de las fuerzas armadas y la formación que tuvieron esos cuadros en adelante y el papel que tenían que cumplir estas fuerzas armadas, que hoy son fuerzas de la democracia”. Martínez enfatizó; “merecen el mayor de los respetos, todos sus cuadros han bregado y se han formado en la democracia y están al servicio de la democracia y en ningún momento se salieron de ese papel lo cual no es casualidad, ha sido todo un trabajo que se ha hecho y que hoy podemos disfrutar de esta democracia, que ha pasado crisis no menores pero que se resolvieron en el marco de la Constitución y en ningún momento se pensó en volver a aquellos años negros de la dictadura”. Agustín Rossi, a punto de dejar la diputación para asumir en el ministerio de Defensa, ocupó la primera fila de invitados. Enfoques gestálticos dirían que su presencia en el homenaje es señal del fin de la grieta. En declaraciones recientes publicadas por el sitio Parlamentario, Rossi dijo; “tenemos que reconfirmar la conducción civil de la defensa y recordar que quien decide es el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, que es el presidente” y agregó sobre el contexto regional; “están apareciendo las Fuerzas Armadas como el viejo actor que conocíamos de décadas anteriores, que a mi criterio tiene como inicio la aparición del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, a lo que se suman otros episodios, como el golpe de estado en Bolivia y la aparición de las represiones sociales que vemos en Chile, Ecuador y Colombia”.

El filósofo Santiago Kovadloff dijo: “Jaunarena a quien hoy honramos emprendió la tarea de lo imprescindible, es un hombre desvelado por el encuentro, el hombre del diálogo, mejor oyente que proveedor de palabras apremiadas para hacerse oír, sabe, supo y quiere escuchar, porque parte de una hipótesis esencial en el campo de la ética, la filosofía y la política, es conveniente no tener toda la razón, ceder la palabra para quedar salvo del sueño de la totalización”. Profundas reflexiones del tipo “el sayo a quien le quepa”.

A su turno, Duhalde se dirigió al atril, pidió una tarima para llegar al micrófono y se preguntó ¿qué seremos capaces de hacer en una Argentina llena de incertidumbre? Veo que todos hablan de superar la grieta pero a poco de andar advertimos que esa superación la piensan eliminando al adversario”. “¿Cuánto tiempo hace que estamos echándole la culpa de los dramas del país al que gobierna?” Recordó las experiencias de la crisis que tuvo que vivir desde principios de enero del 2002 cuando llegó al poder. “Ahora la situación es más difícil, más compleja, más complicada”, enfatizó para considerar que lo que se debe hacer en estos momentos “es una gran coalición, un gran acuerdo político”, “sería fácil encontrar salidas a los problemas del país si se logran acuerdos y se escapa de la matemática del egoísmo” y alertó que “si nos seguimos peleando, esto termina muy mal”.

El homenajeado Jaunarena inició su discurso con un agradecimiento a la presencia “del ministro de Defensa a pocos días de asumir” y ofreció; “sepa que puede contar conmigo en lo que pueda ayudar en la búsqueda de consensos para la política de defensa”. El exministro radical recordó que fue “protagonista de todas las transiciones, la primera con 41 años de edad, de los militares a Alfonsín, después en la de Alfonsín a (Carlos) Menem, de Menem a De la Rúa y el diálogo de Alfonsín con Duhalde con un gobierno multipartidario”.

“Ahora estamos frente a una nueva oportunidad. Con un gobierno que llega y otro que se va. La experiencia de transiciones me demuestra que los que llegan no tienen conciencia completa de lo difíciles que son los problemas que hay”, estimó Jaunarena.

En la primera fila de invitados próxima a Rossi se sentó Paola Di Chiaro, secretaria de Estrategia y Asuntos Militares del ministerio de Defensa, la silla de Oscar Aguad, vacía. Estuvieron presentes, entre otros, los radicales Jorge Vanossi, Ricardo Gil Lavedra, Adalberto Rodríguez Giavarini, Rafael Pascual, Elva Roulet, Jesús Rodríguez, Juan Manuel Casella, Mario Brodersohn, el exvocero de Alfonsín, José Ignacio López y el senador Ángel Rozas (Chaco). Del justicialismo, además de Duhalde y Rossi, participaron Hilda “Chiche” González de Duhalde, Alfredo Atanasof, Miguel Ángel Toma, Avelino Porto y Graciela Giannetassio. También acompañaron al agasajado los escritores Marcos Aguinis y María Sáenz Quesada.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario