19 de mayo 2024 - 21:52

Acampe y tensión en Misiones: no hubo acuerdo y seguirán las protestas

La situación se da mientras más uniformados se desplegaron por calles internas del barrio El Palomar hasta finalmente rodear la zona de la protesta. Al pedido de mejoras salariales se sumaron docentes y profesionales de la salud.

Protesta de la policía en Posadas, frente al Comando radioeléctrico.
Protesta de la policía en Posadas, frente al Comando radioeléctrico.

El conflicto que se mantiene en Misiones por una protesta policial frente al Comando Radioeléctrico comenzó a disminuir hoy con el retiro de la Infantería y el inicio de negociaciones, justo en momentos en que las fuerzas federales avanzaban en la zona.

El jefe de Policía de Misiones, comisario general Sandro Martínez, inició gestiones de último momento para intentar acercar posiciones y destrabar el conflicto, que se originó el viernes a la madrugada. No obstante, no se logró llegar aún a un acuerdo entre las partes, por lo que pasadas las 18.30 de este domingo se pasó a cuarto intermedio y las negociaciones seguirán mañana.

Asimismo, indicaron que hay avances en las negociaciones entre los voceros de los manifestantes y las autoridades policiales, más allá que en la reunión anterior no se había presentado una nueva propuesta salarial. En esta ocasión se exploraban alternativas para satisfacer las demandas de los trabajadores.

La situación en la provincia de Misiones por el reclamo salarial de la Policía sumó otro capítulo de máxima tensión este domingo. El vocero de los manifestantes, Ramón Amarilla, confirmó que seguirá el acampe "hasta las últimas consecuencias". La llegada de fuerzas de Gendarmería y Prefectura generó algunos disturbios en las afueras del Comando Radioeléctrico I, para desalojar a los portestantes, que desde hace días protestan por mejoras en las condiciones de trabajo.

En la mañana de hoy, se hizo presente en el Comando donde se mantienen acuartelados los manifestantes, el jefe de la Policía provincial. En el mismo momento, arribaron al lugar otras fuerzas nacionales de seguridad junto a la guardia de infantería local.

Embed

Sigue el acampe de policías acuartelados en Misiones

Fue una mañana cargada de reuniones y negociaciones, sin resultado alguno favorable a los manifestantes, que exigen un aumento salarial acorde al impacto del costo de vida. A la protesta se sumaron trabajadores de la salud y la educación que también reclaman mejores sueldos y rechazo al ajuste.

"Necesitamos un ministro que defienda a sus policías", expresó Amarilla ante la gente, en la puerta del Comando Radioeléctrico, donde se mantienen reunidos a la espera de una definición. "Queremos que nos escuchen", agregó.

El vocero dialogó con C5N y contó cuál es el estado de las negociaciones con el gobierno de Misiones. Aclaró que "no somos delincuentes" y confirmó que "el acampe sigue". "No vamos a permitir que lastimen a nuestra gente. Seguimos acá hasta las últimas consecuencias", remarcó.

Misiones Protesta.jpg
Protesta de la policía en Posadas, frente al Comando radioeléctrico.

Protesta de la policía en Posadas, frente al Comando radioeléctrico.

Misiones: tensión por el reclamo salarial de la Policía

Fue entonces cuando se produjo el avance en las afueras del Comando Radioeléctrico de Gendarmería, la Policía Federal y Prefectura, quienes dispusieron un cordón de contención en la intersección de las avenidas Uruguay y Trincheras de San José.

Esta situación se da mientras más uniformados se desplegaron por calles internas del barrio El Palomar hasta finalmente rodear la zona. Además, al pedido de mejoras salariales se sumaron docentes y profesionales de la salud.

Todo sucede mientras en el interior de la dependencia policial los referentes de la mesa de diálogo policial, Ramón Amarilla y Germán Palaveccino, mantienen una negociación de último momento con el comisario Gentili, designado como negociador por el comité de crisis conformado con intervención de Patricia Bullrich, y el propio jefe de la Policía, Sandro Martínez, que llegó al lugar en medio de insultos por parte de los manifestantes.

“Lo mejor que se puede hacer es este diálogo que se está realizando, todo se soluciona así, pero ellos se cierran en que no quieren dialogar, quieren imponer. Nosotros no queremos estar acá, ellos nos obligan porque ellos se aumentan de manera sideral el salario y a nosotros solo un 8%”, reclamó un Suboficial Mayor retirado quien prestó servicio en la Policía durante 26 años.

Por otra parte, otro de los policías retirados que están presente aseguró que hace más de diez días comenzaron con los reclamos y seguirán hasta que “aguantar lo que tengamos que aguantar” hasta encontrar una solución.

Creemos que es insuficiente el aumento de 10%. Nosotros tuvimos 4 días de acampe, llegamos a un acuerdo con el Jefe y cuando nos iba a recibir y terminar con las sanciones y tralados, pero cuando llegamos nos enteramos que no cumplieron con su palabra”, aseguraron en diálogo con C5N.

Según aseguran los manifestantes, un agente de policía percibe $368 mil como básico. “Eso no alcanza para vivir. Imagínate si tiene que pagar un alquiler o tiene hijos pequeños. Están por debajo de la mitad de la canasta básica. Además, Misiones siempre tuvo las tarifas de luz y agua más cara”, agregó una mujer familiar de policías.

"Hay un principio de acuerdo. Por eso se va a retirar la Infantería. El diálogo se ha reinstaurado. Le demostramos al jefe que la seccional está funcionando normalmente. Por favor no generemos conflictos ni peleas", indicó Palavecino, quien además indicó que como parte del acuerdo el jefe de la Policía solicitó la devolución de los móviles tomados para la protesta.

Las fuerzas federales llegaron al lugar este domingo por la mañana, cerca de las 9:20, generando una escenario de máxima tensión que se tradujo en empujones en una de las esquinas lindantes, aunque el encontronazo se desactivó a los pocos minutos y la situación no pasó a mayores.

Dejá tu comentario

Te puede interesar