Ocupación y desalojo con violencia en sede del Soeme

Política

Enfrentamiento entre leales a Balcedo y la nueva conducción del Sindicato de Empleados de Minoridad y Educación.

Dos años después de la detención cinematográfica de su líder, Marcelo Balcedo, en una chacra de Punta del Este, el Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme) volvió a ser noticia ayer con un intento de toma y posteriores destrozos de su sede en la Ciudad de Buenos Aires. Los incidentes enfrentaron a un grupo de leales a Balcedo, que llegaron a ocupar por algunas horas el establecimiento, con el grupo que sustenta al nuevo secretario general surgido de elecciones convocadas por la intervención que organizó la gestión de Cambiemos.

La disputa también puso sobre la superficie el choque entre dos fueros judiciales que se repite en la mayoría de las intervenciones a gremios durante la administración de Mauricio Macri: el federal, que ordenó el desplazamiento de todos los colaboradores de Balcedo y promovió el llamado a elecciones el año pasado, y el laboral, que le dio validez a la conducción previa. Las expectativas de los leales a Balcedo, además, recibieron esta semana un espaldarazo por parte del Ministerio de Trabajo, que en línea con la Justicia laboral puso en pausa la gestión de Adrián Di Marco, el dirigente electo el año pasado.

Ayer los incidentes fueron protagonizados por un grupo encabezado por Paola Suárez, secretaria general del Soeme de La Plata, quien se basó en el dictamen de Trabajo y en las resoluciones de la Justicia laboral para alegar que contaba con avales para ocupar la sede central en nombre de una conducción con mandato vigente hasta este año. Horas después Di Marco y referentes de la nueva gestión terminaron por echarlos en un episodio cruzado por la violencia.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario