Farah denunció la presión que recibió, la opinión de Gil Lavedra y la frase de Macri

Política

El magistrado denunció persecución de los medios tras su fallo por Oil Combustibles.

El juez Eduardo Farah se presentó ante la Comisión del Acuerdos del Senado, en el marco de la audiencia en la que se analizó el traslado a dedo de jueces durante el gobierno de Mauricio Macri, y relató con detalles las presiones que sufrió por su intervención en la denominada causa Oil Combustibles. Apuntó a dirigentes de Cambiemos, al entonces abogado representante de la AFIP, el radical Ricardo Gil Lavedra, y a los medios, además de instigaciones a través de las redes sociales.

Además, se refirió a la supuesta frase que el propio Macri le habría dicho cuando votó en favor de revocar la prisión preventiva de los accionistas del Grupo Indalo, Cristóbal López y Fabián De Sousa. "Esto no es lo que acordamos", habría disparado Macri a Farah. El magistrado, al exponer hoy, afirmó que él no acordó "nada ni con Macri ni con nadie", y aseguró haberse sorprendido con esa información.

Farah inició un crudo relato sobre su traslado como magistrado, de la Cámara Federal de Comodoro Py pasó a la justicia de San Martín. Contó que fue él mismo quien lo solicitó, por motivos "personales", debido a la presión que sufrió en carne propia por su intervención en la causa Oil Combustibles.

Farah.mp4

El juez recordó que que firmó por confirmar la imputación contra los acusados, pero cambiando la calificación legal "por una más adecuada", vinculada a la "naturaleza tributaria". "Voté también por revocar la prisión preventiva porque no era cierto que intentaran vender acciones de la empresa sin autorización del juez, que esa era el motivo que fundamentaba la prisión preventiva".

Farah dijo que desde entonces sufrió "durante dos meses en los medios, prácticamente las 24 horas del día" críticas a su fallo y descalificaciones sobre su integridad, además de agresiones y mensajes a través de las redes sociales. Y denunció que no recibió el respaldo de la Asociación de Magistrados, quien a su entender, decidió "guardar silencio".

A continuación, Farah recordó que "fui denunciado por abuso de autoridad, prevaricato y cohecho", y que esa situación le generó una presión personal que lo llevó a pedir el traslado. Cabe recordar que posteriormente, la Justicia determinó que actuó conforme al derecho y que no se hallaron irregularidades ni en su accionar ni en su patrimonio.

Al ser consultado sobre presiones políticas, Farah apunto a dirigentes de Cambiemos, a ciertos medios comunicación, y al entonces abogado de la AFIP, Ricardo Gil Lavedra, exdiputado de la UCR.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario