Diputados dio media sanción a la ampliación del presupuesto

Política

La Cámara de Diputados aprobó, en sesión especial, la ampliación del presupuesto por casi $1,9 billones.

La Cámara de Diputados dio media sanción en general esta tarde, con 228 votos a favor, 9 negativos y 16 abstensiones, al proyecto de ampliación del Presupuesto 2020, que ahora giró al Senado.

En tanto, en la votación en particular, un sector de la oposición votó por la negativa los artículos 7 y 8 -que plantean la posibilidad de que los tenedores puedan dolarizar la deuda en pesos- y el 11, que tras la votación nominal fueron aprobados por el oficialismo.

El proyecto de ampliación del presupuesto autoriza al Gobierno a ampliar las erogaciones por un monto cercano a $1,9 billones, con lo que la proyección total de gastos para 2020 superaría los $7,3 billones, con un incremento del 33%.

Al tomar la palabra como miebro informante por el oficialismo, el titular de la Comisión de Presupuesto, Carlos Heller, destacó que aseguró que el Gobierno usará "el 80 por ciento de la ampliación presupuestaria" para el pago de planes sociales y programas laborales puestos en marcha para paliar las consecuencias de la pandemia de coronavirus.

El legislador anticipó, además, que se creará un fondo de compensación que será destinado a dar continuidad a la prestación del servicio de transporte del interior del país.

Durante su discurso, Heller agregó que "la situación generada por la pandemia sanitaria produjo un agravamiento de la situación económica, donde se conjugan el peor de los escenarios, que son un aumento de gastos y caída de los ingresos".

Heller también defendió el articulo 7 del proyecto al afirmar que "es inaceptable lo que nos dicen que esto es una dolarización" y aseguró que el objetivo de esa medida es "hacer licitaciones programadas para que titulares de bonos en pesos puedan suscribir instrumentos en moneda extranjera".

El legislador oficialista también anunció la implementación de una partida de $300 millones para el Hospital Posadas y dijo que se facultará al jefe de Gabinete a realizar asignaciones para "atender el programa intercosecha", entre otras cuestiones.

A su turno, el diputado del PRO, Luciano Laspina, destacó que la ampliación presupuestaria "se debata legislativamente y no se haya aplicado a través de DNU" y ponderó que el Poder Ejecutivo haya aceptado algunos de los cambios propuestos por su espacio.

Laspina agregó que "en la coyuntura actual, dominada por la pandemia", su espacio político no estará dispuesto "a evitar que el Gobierno cuente con las herramientas para enfrentar la emergencia, para que los argentinos no pasen hambre y para que las empresas no quiebren".

"Por eso, vamos a acompañar la votación en general del proyecto”, anticipó y criticó que "el Poder Ejecutivo no ha enviado una sola medida de austeridad fiscal, como por ejemplo alguna rebaja de sueldos de funcionarios, alguna señal en ese sentido, que es algo que queda en deuda".

"Quiero destacar que se aceptaron varios cambios propuestos por la oposición, como por el ejemplo el de la partida para el transporte público en el interior del país, que está en crisis y que lleva varios días de paro", añadió.

Por su parte, el diputado radical Luis Pastori puso de relieve el tema de las asignaciones a las universidades nacionales, ya que "se asigna un monto global sin distribución por universidad, generando una gran incertidumbre; y debería asignarse esas transferencias a cada una de las universidades nacionales según la proporción establecida por ley para el sistema universitario".

La principal bancada opositora insistió en otros discursos de sus exponentes sus críticas al artículo 7 de la norma, ya que consideraron que "la eliminación de la autorización para licitar títulos públicos en moneda extranjera a suscribir con otros títulos emitidos en pesos, en la práctica significa una dolarización de deuda".

En ese sentido, los diputados de Juntos por el Cambio anticiparon que durante la votación en particular no avalarían los artículos 7, 8 y 11.

El diputado de Consenso Federal, Jorge Sarghini, aseguró que su bloque "acompaña plenamente" el proyecto de ampliación de presupuesto y que desde su partido "no le exigimos al Gobierno que nos dé precisiones que sabemos que no nos puede dar" en un mundo donde reina la incertidumbre a causa de la pandemia de coronavirus.

Además, sostuvo que se debe aprobar la ampliación porque como consecuencia de la pandemia "los recursos crecieron en un 25 por ciento mientras que lo gastos lo hicieron en un 75 por ciento debido al derrumbe de la economía".

"Nosotros vemos lamentablemente en este presupuesto que el articulo 7 pone una nube negra porque determina un privilegio porque dolariza títulos que están en pesos y eso otorga un privilegio", apuntó.

En tanto, el diputado cordobés Pablo Cassineiro destacó que la creación del Fondo Covid para el transporte público de pasajeros del interior del país -por un monto de 10.500 millones de pesos- es un "tema que pedíamos y que pudo ser resuelto con el diálogo". No obstante, se quejó de que "el 65 por ciento de los subsidios se destinen a la región metropolitana".

En tanto, al promediar el debate, el titular de la bancada del PRO en la Cámara baja, Cristian Ritondo, propuso que se incorporen al presupuesto 5.000 millones de pesos destinados a un fondo de infraestructura municipal para la provincia de Buenos Aires, lo que fue aceptado por el oficialismo.

La ampliación de los gastos se financiará en parte con recursos de recaudación de impuestos por $ 642.844 millones y el resto con las rentas del Banco Central y uso de fuentes financieras, con lo cual el déficit será de 1.216.738.000 pesos.

El proyecto contempla reforzar los recursos del ministerio de Desarrollo Social en $ 55.324,7 millones para la asistencia alimentaria, y las de la cartera de Desarrollo Productivo en $ 215.000 millones.

Diputados sesión.jpeg

También se destinarán a la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) $90.000 millones para el pago del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y $80.000 millones para el Programa de Atención de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP).

Además se ampliará en $50.000 millones de pesos el Programa de Emergencia Financiera Provincia creada en abril, para atender la emergencia como consecuencia de la pandemia.

Uno de los temas que mayores controversias disparó entre los legisladores del Frente de Todos y la oposición -tanto Juntos por el Cambio como en los diputados de Consenso Federal- es el artículo séptimo en el que se autoriza la emisión de títulos en dólares para canjear por bonos en pesos.

Otro punto que generó rispideces entre el oficialismo y la oposición fue el artículo que establecía la reposición del 10,5% del IVA a la leche común y la reducción de ese tributo a las aditivadas y que finalmente retirado del mismo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario