Para Garrigós de Rébori, la reforma judicial no es un gasto: "Ya contamos con todos los recursos"

Política

El proyecto de ley de reforma judicial que el Poder Ejecutivo envió al Senado de la Nación continuó siendo analizado en un plenario de las Comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia y Asuntos Penales.

El proyecto de ley de reforma judicial que el Poder Ejecutivo envió al Senado de la Nación continuó siendo analizado hoy en un plenario de las Comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia y Asuntos Penales del que participaron expertos como la fundadora de Justicia Legítima, María Laura Garrigós de Rébori, quien consideró que el nuevo proyecto no implicará un gasto importante. "Ya contamos con todos los recursos", señaló.

La reunión, que comenzó a las 10 de manera virtual, fue la cuarta ronda de audiencias con especialistas desde que se inició el debate del proyecto del Poder Ejecutivo en la Cámara alta. Tras un cuarto intermedio, habrá un nuevo encuentro el próximo martes para seguir escuchando opiniones sobre la iniciativa.

La actual interventora del Servicio Penitenciario Federal indicó que “hasta que no se sancione la ley no se puede hablar de equipamientos, eso es poner el carro delante del caballo. Sin embargo, no estamos evaluando esto como un gasto, ya contamos con todos los recursos”.

“Las cifras fabulosas que se están esgrimiendo mediáticamente no tienen ningún sentido” porque “se van a usar las mismas computadoras, los mismos escritorios, los mismos empleados, los mismos secretarios y apenas un 30% más del sueldo de 23 jueces”, dijo.

Garrigós de Rébori se pronunció a favor de la propuesta de reforma del Poder Ejecutivo, que incluye la unificación de los fueros federales, al señalar que "nacieron juntos, tienen el mismo código de fondo y tampoco quita recursos de un fuero en perjuicio de otro".

Además, destacó la oportunidad de aplicar el sistema acusatorio en el sistema federal de justicia. “Los sistemas procesales van junto con los sistemas políticos. Nos merecemos un sistema acusatorio en el sistema federal de justicia”, dijo y advirtió que "se puede mejorar la credibilidad" que perdió el Poder Judicial "si se mejoran los tiempos judiciales".

"Cuando hay exceso de trabajo, tal es el caso de Comodoro Py, impide que el juez tenga capacidad física de enfrentar ese trabajo. Entonces el juez debe seleccionar. Y en esa selección hay un arbitrariedad, a veces intencionada y a veces no", comenzó diciendo Garrigós durante su intervención.

La abogada explicó que, en ocasiones, por “exceso de trabajo”, los jueces “se ven obligados a seleccionar” qué causas atienden y esto “vulnera la credibilidad” y puso como ejemplo al juez fallecido Claudio Bonadio, que tenía a su cargo 1.800 expedientes.

Acerca de las subrogancias, uno de los puntos que generan más polémica del proyecto, la fundadora de Justicia Legítima sostuvo: "Es cierto que es un sistema de subrogancias diferente al de la ley anterior. Pero ley posterior deroga ley anterior y ley especial deroga ley general".

Tras una pregunta del senador Oscar Parrilli sobre el control de los sorteos que se realizan en la cámara para la afectación de causas de los magistrados, Garrigós de Rébori indicó que "estas propuestas son estrictamente para recuperar credibilidad sobre la Justicia. En los cargos que se vinculan con sistemas orales, los exámenes son orales. Respecto al anonimato, se compensa con la exhibición pública de esos exámenes".

Otros especialistas se mostraron a favor de una reforma judicial que mejore el funcionamiento de este poder del Estado, aunque marcaron algunas objeciones respecto de la oportunidad de hacerlo en medio de la pandemia de coronavirus.

En este sentido, el titular del gremio judicial Julio Piumato se mostró crítico del debate de la reforma judicial en el contexto de la pandemia. "Estamos en pandemia, en ninguna nación del mundo los parlamentos están debatiendo reformas judiciales. Hoy las prioridades son otras", opinó.

El sindicalista expresó su "desagrado" por no haber sido partícipes de la discusión previa al envío del proyecto y declaró que esperaba que el presidente Alberto Fernández los consultara "como había prometido" antes de enviarla al Congreso.

"Si lo vamos a hacer, hagámoslo en serio. Debería convocarse a todos los sectores de la comunidad organizada judicial y discutir un plan estratégico", dijo.

No obstante, expresó: "Lo importante es que de una vez por todas encaramos una reforma integral apuntando a la justicia; no la que quieren algunos dirigentes sino la que está necesitando el conjunto del pueblo argentino y que cumpla con eficacia su rol".

En este marco, el dirigente sindical dijo que "hay una situación de colapso" en los tribunales y que "la Justicia es la última esperanza del ciudadano común".

"Desgraciadamente, desde la vuelta a la democracia, la Justicia se ha ido deteriorando", subrayó Piumato, y precisó que esta reforma debería tener en cuenta no sólo el perfil de los jueces sino su "independencia".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario