Santa Cruz: deciden docentes si rechazan propuesta salarial

Política

Los maestros de Río Gallegos decidieron anoche pasar a un cuarto intermedio en las deliberaciones y retomar hoy, a las 17.30, la muy reñida discusión en torno a si aceptar o rechazar la propuesta del flamante gobernador, Daniel Peralta, de elevar el salario básico de 161 a 500 pesos (por lo cual ningún docente cobrará menos de 2.100 pesos). En paralelo, filiales docentes de otros puntos de la provincia seguían debatiendo la oferta. De votar finalmente entre hoy y mañana por la afirmativa, el ciclo lectivo podría reanudarse el próximo lunes, tras casi 40 días sin clase. De concretarse este escenario, la decisión representará un gran alivio para la grave crisis social e institucional que azota a la provincia de Néstor Kirchner, y significará una fuerte victoria del ex interventor de Yacimientos Carboníferos Río Turbio, que hace hoy apenas una semana comenzó a timonear el tenso distrito patagónico, tras la renuncia de Carlos Sancho. Pero si naufraga la hipótesis del acuerdo, la situación de Santa Cruz se volverá límite. Por eso, las deliberaciones eran seguidas anoche por Peralta ( todavía en Buenos Aires) y por el Presidente.

En rigor, quienes debatieron ayer son las asambleas distritales, que se realizaron en toda la provincia (donde Río Gallegos y Caleta Olivia presentan la mayoría de congresales).

La decisión final deberá ser aprobada luego oficialmente, en un congreso que la combativa Asociación de Docentes de Santa Cruz mantendrá mañana en Río Gallegos. Luego, los dirigentes Pedro Muñoz y Mónica Galván volverán a viajar a Buenos Aires, para formalizar la decisión ante el Ministerio de Trabajo que conduce Carlos Tomada.

  • Mesa neutral

    Se trata de la mesa neutral de negociación que debió activar el Presidente, forzado por la creciente revulsión social que, por caso, esta semana se cobró otros cinco días de paro docente, dos jornadas de huelga estatal (incluyó a los hospitales) y un paro por tiempo indeterminado de municipales de Río Gallegos.

    De aprobarse la propuesta salarial, la postal de ayer también representará una gran conquista para la combativa Adosac, que -liderada por Pedro Muñoz- habrá así logrado doblegar la reticencia inicial de Kirchner para sentarse a negociar.

    La eventual aceptación de esa oferta -que en realidad marca el inicio de nuevas negociaciones- tendrá coletazo inmediato en la provincia, ya que Peralta deberá otorgar concesiones similares a los trabajadores estatales, aunque el impacto se sentirá también a nivel nacional.

    La discusión se abre, en paralelo, en torno a cómo serán recuperados los días de clase perdidos, ya que Adosac se niega a trabajar los sábados o eliminar una semana de vacaciones en el invierno y otra en el verano. «La idea es rejerarquizar los contenidos», insistieron, previsiblemente, desde el gremio.

    En el mediodía de ayer, Peralta volvió a compartir un acto con Kirchner, aunque no en la Casa Rosada sino en la localidad bonaerense de Tandil, hacia donde viajó (con muy bajo perfil) especialmente invitado por el primer mandatario para participar de la inauguración de una réplica de la famosa piedra movediza. Allí el Presidente le pidió que lo mantenga permanentemente informado sobre el impacto de la propuesta de recomposición salarial sobre los maestros patagónicos.

    «La gran mayoría coincidió en que es un buen piso para empezar a negociar», entusiasmaron a Kirchner, hoy muy preocupado por las consecuencias electorales de la crisis, que ya vive en carne propia la candidatura de la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner.

    «Lo ideal es que se levante totalmente el paro, pero si se fractura la embestida del gremio y parte de los docentes vuelven a clase, también Peralta está hecho», admitieron por la tarde en el entorno del ex sindicalista bancario.

  • Propuesta

    En su oferta salarial, concretada el miércoles en el seno de la cartera laboral, el gobierno de Peralta propuso elevar el salario básico de 161 a 500 pesos, lo que representa un blanqueo de casi 400 pesos, hoy no remunerativos que repercute en el salario de bolsillo que perciben los maestros (sobre el básico se calculan la antigüedad, la asignación por zona, el presentismo y la bonificación por título, entre otros ítems).

    «Es un incremento de casi 300% del salario básico, mucho más de lo que los docentes esperaban», destacó ante este diario un allegado a Peralta, además de aclarar que «un docente sin antigüedad va a cobrar a fin de mes, de bolsillo, 2.108,76 pesos, contra los poco más de 1.700 pesos que percibe hoy».

    «Así, ningún docente cobrará con esta propuesta menos de 2.000 pesos en Santa Cruz», enfatizó la fuente del oficialismo, además de citar otros dos sueldos: 3.760 pesos para el caso de un docente con 10 años de antigüedad y 5.076,14 para un supervisor (cargo para el que se necesitan más de 24 años de antigüedad). En paralelo, el gobierno ofreció considerar como remunerativos (con aportes, aunque no integrando el básico) otros 200 pesos, a partir de un planteo del gremio, para evitar que los docentes sin antigüedad terminen cobrando menos.

    Otro de los puntos ríspidos tuvo que ver con la discusión sobre el jugoso ítem de presentismo y los descuentos por los días no trabajados, que ya diezmaron los recibos de sueldo de marzo y abril, y que impactarán sobre el de mayo.

    Según fuentes gremiales, la oferta de Peralta consistió en no pagar ni presentismo ni días caídos en lo que respecta a marzo; abonar presentismo pero no las jornadas no trabajadas en abril, y pagar todo en mayo. La propuesta además incluyó establecer como ámbito de discusión paritaria el Consejo de Educación provincial, que hoy dirige Silvia Esteban, para tratar otros temas de debate más extendido.
  • Dejá tu comentario