Se rearma Duhalde también en Capital

Política

El peronismo no kirchnerista que reporta domicilio en la Capital Federal viene animando, en las últimas semanas, reuniones frecuentes en la sede porteña del Movimiento Productivo Argentino, el nuevo sello político de Eduardo Duhalde.

Pasan a diario por esas tenidas, en el piso once del edificio de Hipólito Yrigoyen y Solís, algunos viejos compañeros de ruta del reconvertido PJ Capital, en su etapa anterior a la era kirchnerista y la presidencia de Alberto Fernández.

Las reuniones, que buscan ampliar las adhesiones al ex gobernador bonaerense, además comienzan a tentar al grupo de peronistas que hoy son leales a Mauricio Macri e integran el conglomerado PRO junto con otros partidos que conforman finalmente el oficialismo porteño. Los promotores de esas movidas en la Ciudad de Buenos Aires son los ex legisladores Eduardo Rollano -muy allegado al jefe de Gobierno porteño- y el ex funcionario Miguel Angel Toma, como también el viejo militante del peronismo local, Juan Minichillo, entre otros que no comulgan con el sistema K.

A partir de esas presencias, las ramificaciones del antialbertismo tienen terminales de varios colores. Una es la de los integrantes de Propuesta Peronista, subgrupo dentro de PRO, que tras el triunfo que consagró a Macri en la jefatura local conforma además un subloque legislativo. Entre éstos, está el legislador porteño Cristian Ritondo y su compañero de bancada, Daniel Amoroso, quienes tienen previsto un desayuno con Duhalde para la semana que viene, al estilo de la foto que otro compañero de bloque de esos legisladores como es Diego Santilli promovió la semana pasada en la cancha de Banfield junto al bonaerense.

Todos estuvieron invitados al lanzamiento del Movimiento Productivo, pero por ahora el propio Duhalde parece ponerle freno a la expansión de la base porteña de su agrupación.

  • Impulso

    Aunque se resiste a reforzar su círculo de adherentes en las tierras que hoy gobierna Macri, sus seguidores lo están impulsando a que en los próximos días haga una presentación en el distrito. Pero las prioridades del ex mandatario están en su propio terruño, la provincia de Buenos Aires, donde su favorito es Francisco de Narváez para las tiras del año que viene, mientras que considera aún lejano el armado porteño para 2011, y poco interesente, hoy, la participación en las legislativas del año que viene. Además, Macri tiene previsto desdoblar ese calendario para que los vecinos elijan por un lado diputados nacionales y por otro, legisladores locales y juntas de comunas.

    Pero el sector macrista de Propuesta Peronista tiene algún interés particular en las boletas del año que viene. Para empezar, el vicepresidente primero de la Legislatura, que en la práctica es el gerente de esa casa, Diego Santilli, termina su mandato, y, por el momento, el jefe de Gobierno ha recluido al peronismo a la Cámara de Diputados de la Ciudad. Es decir, ninguno del grupo fue agraciado con un ministerio, por ejemplo. Tal vez para fortalecerse dentro del espacio del oficialismo porteño o bien para tender alianzas en otros territorios, Propuesta Peronista prepara el desembarco en seis nuevos locales partidarios, en la provincia de Buenos Aires, dos en Misiones («No tiene nada que ver Ramón Puerta», aclararon) y uno en Córdoba.

    Por su parte, Ritondo, que fue funcionario de la gestión presidencial de Duhalde, sigue manteniendo fluidos contactos con el ex mandatario y sus sponsors porteños, Toma y Rollano, quien fue uno de los principales referentes de Macri y amigo personal, pero que no se sumó a la campaña en la que el empresario se consagró como titular de la Capital Federal. Desencantado de haber apostado a la presidencial de Roberto Lavagna, Rollano se concentra por estas horas en el armado duhaldista del distrito porteño.

    Casualmente, esta semana, Santilli debutará como jefe de Gobierno porteño, ya que Macri llegará hoy a China en una gira oficial y en principio lo reemplazará la vicejefa Gabriela Michetti. Pero está previsto que el jueves la funcionaria debe atender cuestiones de su salud impostergables, por lo que se quedaría el diputado (de acuerdo con la línea sucesoria) por unos días a cargo del distrito, hasta el 9 próximo, cuando regrese Macri, y se espera que promueva una colección de fotografías para su álbum familiar, una práctica que ha intensificado en los últimos días.
  • Dejá tu comentario