Timerman reiteró reclamo por Malvinas ante ONU

Política

El canciller Héctor Timerman afirmó que "si hay un pueblo afectado" por la cuestión de las islas Malvinas "es el argentino", porque debido a la ocupación británica "no puede ejercer soberanía sobre la totalidad de su territorio".

Timerman dio una conferencia de prensa junto con los presidentes de los bloques del Mercosur, la CELAC y la Unasur, en la que remarcó que respecto de Malvinas "la Argentina quiere una resolución pacífica y acepta la definición de Naciones Unidas", que instó reiteradamente a las partes a dialogar.

La conferencia se produjo tras un encuentro de los referentes regionales y el canciller argentino con los 29 miembros del Comité de Descolonización de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Los miembros del Comité escucharon las intervenciones sobre la Cuestión Malvinas de los cancilleres de Uruguay, Luis Almagro (en nombre del Mercosur), del cubano Bruno Rodríguez Parrila (por la CELAC) y del vicecanciller de Perú, José Baraún Aranibar ( por la UNASUR).

Tras ese encuentro, el presidente del Comité de Descolonización y embajador ecuatoriano ante la ONU, Diego Morejón Pazmiño, resaltó "la importancia" del hecho de que las tres agrupaciones regionales hayan realizado un trabajo de apoyo conjunto por primera vez sobre el reclamo por Malvinas, ante la presidencia de ese órgano.

"Siempre será favorable, siempre será un éxito que los grupos regionales que ahora tienen fuerza política en ONU, vengan así y digan lo propio haciendo consonancia de las resoluciones de Naciones Unidas", dijo el diplomático en diálogo con Télam.

Esta situación, agregó, "obliga en cierta manera a los ingleses a ir un poco por el lado de la moral del asunto" que es la de "dejar de discutir lo indiscutible".

Al dar inicio a la conferencia de prensa posterior al encuentro, Timerman dijo: "Quiero reiterarles que la Argentina quiere una resolución pacífica y acepta la definición de Naciones Unidas".

En esa línea sostuvo que "la Argentina está dispuesta a sentarse y negociar con el Reino Unido", recordó Timerman y en ese contexto señaló: "Si hay un pueblo afectado, es el argentino que no puede ejercer la soberanía de la totalidad de su territorio".

En la misma línea sostuvo que, por medio del pueblo argentino, se ve afectado "el pueblo latinoamericano".

El canciller denunció, "una vez más, la militarización de la zona de Malvinas por el Reino Unido" y recordó que se trata de "una zona de paz" donde esta prohibida la provisión de "armas nucleares".

Por otra parte, el canciller asoció la postura británica al presunto objetivo de tener en Malvinas una "base militar con alta tecnología ofensiva, cerca de la Antártida y único paso natural entre el Atlántico y el Pacífico".

Por su parte, en la misma conferencia, en nombre de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe (CELAC), el canciller cubano Bruno Rodríguez Parilla expresó el "más firme respaldo a los legítimos derechos de la republica Argentina sobre las Islas Malvinas".

Además recordó el "interés" de los países de la región en que los gobiernos de Argentina y Reino Unido "reanuden las negociaciones a fin de encontrar una solución pacífica y definitiva de conformidad con los pronunciamientos de Naciones Unidas".

En tanto en nombre del Mercosur, el canciller uruguayo Luis Almagro dijo que la causa Malvinas "es por esencia latinoamericana y del Caribe" ya que "la territorialidad que defendemos es de Amércia latina y el Caribe".

En la misma dirección sostuvo que "el Mercosur siempre ha sido muy claro en referencia al tema Malvinas" y recordó que la postura del bloque de países pasa por reafirmar "la necesidad del cumplimiento de resoluciones de Naciones unidas sobre Malvinas" y mantener el "apoyo al reclamos de la Argentina".

Además recordó que Gran Bretaña "negoció con el régimen de facto argentino" por lo que sentarse a la mesa de negociaciones en esta época "sería reanudad las negociaciones" y eso debería ocurrir "de forma inmediata".

Por otra parte, Almagro sostuvo que "lo que ocurre (en la zona de las Islas Malvinas) es disfuncional a la pacificación del Atlántico Sur", por lo que reafirmó que "la mesa de negociación es fundamental".

En ese marco, denunció que la "violación" de Gran Bretaña a la tratados que rigen sobre esta región "es sistemática" e hizo referencia a la exploración de recursos materiales y energéticos y a la militarización".

Por parte de Unasur, el vicecanciller de Perú, José Beraún, instó a que "el Reino Unido se avenga a reanudar la negociaciones con el propósito de encontrar una solución pacífica y definitiva".

La conferencia de prensa brindada por los referentes regionales se produjo luego de que se reunieran con el titular de Naciones Unidad, Ban Ki moon.

Dejá tu comentario