El frigorífico Penta de Quilmes violó el decreto presidencial al despedir 250 trabajadores

Política

El empresario Ricardo Bruzzese no permite desde hace una quincena el ingreso del personal a la planta y tampoco abonó los salarios. No acata las resoluciones para la conciliación obligatoria en medio de una emergencia social por la pandemia.

Los trabajadores del Frigorífico Penta, ubicado en el partido bonaerense de Quilmes, continúan con su protesta, en defensa de 250 empleados despedidos y realizan cortes intermitentes de tránsito y una olla popular, que se repetirá día a día, informaron trabajadores y dirigentes gremiales.

Los trabajadores y la Central de los Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTAA) denunciaron que el empresario Ricardo Bruzzese no permite desde hace una quincena el ingreso del personal a la planta y tampoco abonó los salarios.

Bruzzese cerró las puertas del establecimiento y "dejó en la calle a unas 250 personas, quienes decidieron iniciar un acampe por tiempo indeterminado hasta volver a tener su trabajo digno", explicaron los manifestantes.

Además, realizan cada mediodía una olla popular frente al frigorífico y cortan en forma intermitente la Rotonda ubicada entre Camino General Belgrano y la avenida Eva Perón (Ex Pasco), en el límite de los partidos de Quilmes, Lanús y Lomas de Zamora.

El delegado gremial Angel Mileo dijo a la Agencia Télam que la decisión de Bruzzese "es una actitud realmente desagradable y muy egoísta porque en el medio de una emergencia social frente a la pandemia, dejó en la calle a 250 familias, sin salario y sin alimentos".

"Estos son los empresarios que no queremos los trabajadores, no acatan las resoluciones para la conciliación obligatoria y, además, están violando el decreto del presidente (Alberto) Fernández que prohíbe despedir trabajadores en todo el país por 60 días", dijo Mileo.

Las autoridades del Frigorífico Penta decidieron dejar de producir desde hace 20 días y desde entonces los trabajadores permanecen en la protesta y buscan una solución al conflicto.

Claudio Arévalo, secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y de la CTA de Quilmes, dijo que los trabajadores despedidos pertenecen a las "barriadas más populosas" de ese partido.

"Desde las organizaciones sociales, barriales y sindicales denunciamos a este empresario porque con su actitud frente a la pandemia está provocando desabastecimiento de carne a los barrios de Quilmes y zonas aledañas", alertó Arevalo.

Dejá tu comentario