Política

Tras reclamo argentino, Bolivia pidió al ministro iraní que deje el país

El Gobierno de Bolivia pidió al ministro de Defensa de Irán, Ahmad Vahidi, acusado por la Argentina de ser uno de los autores del atentado de la AMIA, que abandone ese país, luego de un reclamo de Cristina Kirchner.

Así lo transmitió el canciller boliviano a su par argentino Héctor Timerman a través de una carta en la que también pidió disculpas por el incidente diplomático.

"Debo hacerle conocer que el Gobierno de Bolivia, ha tomado los previsiones correspondientes a fin de que el señor Ahmad Vahidi, abandone de inmediato el territorio boliviano y de esta manera mostrar con claridad que Bolivia no desea interferir respecto a procedimientos que pudieran existir en torno a la situación jurídica de dicha persona", sostuvo el ministro Choquehuanca.

El canciller argentino previamente había manifestado la inquietud argentina su par boliviano.

"Ante este lamentable incidente, en nombre del Gobierno de mi país deseo valorar de sobremanera la cooperación que el gobierno argentino, a través de su persona, ha tenido que bien realizar, con el propósito de superar esta lamentable situación, que si bien constituye un grave incidente, el mismo debe ser atribuido únicamente al desconocimiento en ciertos niveles de los circunstancias de la invitación cursada y bajo ningún aspecto un acto de agravio, que pudiera afectar el excelente nivel de los relaciones boliviano-argentinos", señalo Choquehuanca.

La presencia del ministro Vahidi en Bolivia había generado una fuerte reacción de la comunidad judía argentina a través de las autoridades de la AMIA y la DAIA. Según informó la agencia AFP Vahidi se retiró este mismo martes de Irán.

La autoridad iraní, cuya presencia en Bolivia no fue anunciada previamente ni por la Cancillería ni por el Ministerio de Defensa, participó del acto de aniversario de la Escuela Militar de Aviación de Santa Cruz de la Sierra (este) y formuló escuetas declaraciones a la prensa local.

Ahmad Vahidi fue invitado a un segundo evento, pero no asistió. En la inauguración de la Escuela de Defensa de los Ejércitos del ALBA, también en Santa Cruz, reservaron un espacio de honor para el invitado iraní que quedó vacío, según mostraron imágenes de la televisión estatal.

La Interpol libró en 2007 órdenes de captura contra Vahidi y otros cinco iraníes y un libanés, ante un pedido de la justicia argentina que los acusa de estar involucrados en un ataque antijudío que dejó 85 muertos y más de 300 heridos en Buenos Aires en 1994. No obstante Vahidi goza de inmunidad diplomática.

Más temprano, el fiscal argentino, Alberto Nisman, a cargo de la investigación del ataque terrorista de 1994, había reclamado su detención a Interpol, en virtud de la captura internacional que pesa sobre el acusado.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario