UBA vigilada hoy para nuevo intento de elegir a su rector

Política

Orden de ingreso restringido y agentes de policía en estado de alerta serán el marco en el que la Asamblea Universitaria de la UBA espera reunirse a partir de hoy a las 9 en el Colegio Nacional Buenos Aires. La decisión a la que arribó el Consejo Superior de esa casa de estudios llegó en el marco de una reunión en la que se vivieron fuertes discusiones entre los sectores estudiantiles, graduados y los decanos.

Después de cuatro horas de sesión extraordinaria, los miembros del Consejo Superior determinaron por 14 votos a favor y 11 en contra que hoy se realice la asamblea universitaria, que deberá elegir al nuevo rector de la UBA, tras la suspensión de la que estaba prevista el martes ante la toma pacífica del ex colegio jesuítico.

Entre sus articulados, el proyecto -presentado por siete decanos y reformulado ante sugerencias- establece que el acceso a la asamblea será limitado y sólo se permitirá el ingreso a los votantes y sus suplentes, al personal administrativo afectado al sufragio, a autoridades universitarias, invitados especiales y periodistas previamente acreditados.

Además, fija que el control administrativo del acceso al Colegio estará a cargo del personal no docente de la UBA, se rechazó el despliegue de un vallado perimetral y se acordó también la instalación de una pantalla gigante con el audio correspondiente en el exterior del establecimiento educativo. Hasta allí, la votación de los distintos artículos se desarrolló normalmente, aunque con algunos cruces entre los miembros del Consejo Superior, pero el punto máximo de debate se dio al momento de decidir el rol que deberían tener las fuerzas de seguridad en el marco de la Asamblea.

Mientras que algunos decanos y representantes de los graduados pedían la presencia de la Policía en las inmediaciones del Colegio, los estudiantes, encabezados por Agustín Vanella, de la FUBA, rechazaron esa posibilidad y presentaron su propuesta de postergar hasta el martes la reunión de los claustros. Pero, además, los estudiantes solicitaron que, en el caso que se hicieran presentes las fuerzas de seguridad, se garantice que los efectivos no cuenten en su legajo con antecedentes de labores en la época de la dictadura o con sumarios por casos de gatillo fácil.

Esta moción, que causó un murmullo generalizado entre los consejeros, no alcanzó a tener los votos necesarios para su aprobación, aunque sí fue consensuada la presencia de la Policía «en caso de ser necesario».

Puntualmente, el artículo 5 establece que «se encomienda al señor rector de la UBA y del Colegio Nacional de Buenos Aires, si fuera necesario, se solicite el auxilio de la fuerza pública al sólo efecto de proteger las instalaciones del establecimiento y para facilitar la tarea del personal no docente» que estará a cargo del ingreso.

Resta ahora esperar qué actitud tendrán los estudiantes universitarios ante la posibilidad de que reiteren la toma del Colegio, tal como lo hicieron el martes en una medida de fuerza que obligó a la suspensión de la asamblea. Las agrupaciones de izquierda apoyadas por un sector del gobierno nacional se oponen a la candidatura del decano de la Facultad de Derecho, Atilio Alterini. Sin embargo, hoy podría ser consagrado como nuevo rector de la UBA.

Además de Alterini y el actual rector, Jaime Etcheverry, se candidatean Fernando Vilella, quien acaba de terminar su segundo mandato como decano de la Facultad de Agronomía y con 51 años es el más joven de los candidatos; Pablo Jacovkis, matemático, ex decano de Ciencias Exactas que presidió el Conicet; y Federico Schuster, el decano de la Facultad de Ciencias Sociales.

Dejá tu comentario