El virus antes que la deuda

Política

La última apuesta para acelerar la producción de vacunas en Argentina está más avanzada de lo que sus propios protagonistas reconocen. El acuerdo que fue anunciado esta semana entre la china Sinopharm y Sinergium Biotech en Argentina ya fue decidido en China y sólo resta terminar de bordar los temas administrativos. Entre ellos, esta nada menos que el mecanismo de transferencia tecnológica de China al Grupo Insud para avanzar con el desarrollo de la vacuna aquí, pero Beijing ya tomó la decisión. SabinoVaca Narvaja estuvo a cargo de toda esa confirmación.

En las negociaciones participaron Sinergium, ELEA, como caras visibles en el país de un conglomerado de laboratorios en el que participan Hugo Sigman, accionista de Sinergium, y también las familias Gold y Sielecky. La idea es producir la Sinopharm en la planta de Garín desde donde se distribuirá la vacuna. Sigman, mientras tanto, tiene pendiente el contrato con AstraZeneca para producir esa vacuna en sociedad con México, proceso que aun no tiene destino y con mucho ruido alrededor. El apuro no es menor: es la salida al freno de China en la exportación para lanzar su megaplán de vacunación interno.

Sigman atiende normalmente en España, donde reside con su familia. Allí, junto a su esposa Silvia Gold, fundaron el Grupo Chemo en los 70. Desde allí manejan un conglomerado que llega hasta la producción de películas. Fue en Madrid donde almorzó con Martín Guzmán hace menos de un mes, antes que el ministro alargara ese viaje hasta Moscú para aparecer allí junto a Cecilia Nicolini.

En este viaje de Alberto Fernández a Europa habrá también escala oficial en Madrid. Las vacunas, se sabe, son hoy para Argentina mas importantes que la deuda.

Dejá tu comentario