23 de septiembre 2005 - 00:00

Huracán "Rita" golpeó otra vez a Nueva Orleans y amenaza a Houston

Las lluvias inundaron nuevamente las calles de la devastada Nueva Orleáns.
Las lluvias inundaron nuevamente las calles de la devastada Nueva Orleáns.
Las lluvias originadas por el huracán Rita inundaron ayer nuevamente las calles de la devastada ciudad de Nueva Orleans, en Estados Unidos, y amenazaban con generar un nuevo desastre.

Además, veinte ancianos murieron durante la evacuación de la ciudad de Houston a raíz de un accidente de ómnibus que explotó por una falla técnica.

La tempestad redujo su fuerza en las últimas horas, por lo que pasó de categoría cuatro a tres, pese a lo cual continuaba considerada como "peligrosa", y no se descartaba que llegue al continente hoy con intensidad dos.

Al caer sobre Nueva Orleans, las lluvias frontales del huracán Rita vencieron nuevamente sus defensas, generaron más anegamientos en los barrios pobres y, antes de subsanar los daños causados por Katrina, amenazan con generar un nuevo desastre.

El Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos precisó que ayer al mediodía Rita estaba a menos de 280 kilómetros de Puerto Artur, el lugar por donde estiman que tocará tierra esta madrugada.

La ruptura de un dique de contención de aguas en Nueva Orleans provocó la inundación de decenas de calles del distrito noveno de la ciudad, lo que aumentó los temores en la población local ante la llegada del huracán Rita

"Nuestros peores temores se han hecho realidad. Tenemos tres brechas de importancia en el dique, y el agua está subiendo con suma rapidez ", advirtió ayer el mayor de la Guardia Nacional de Georgia, Barry Guidry.
   
Los técnicos del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos se vieron impedidos de sobrevolar el área afectada para analizar los nuevos daños debido a los fuertes vientos provocados por la cercanía del huracán Rita.

Las autoridades anunciaron que la zona fue evacuada en su totalidad, casi cuatro semanas después de que los vientos del huracán Katrina destruyeran varios diques de Nueva Orleans y provocaran la inundación de 80 por ciento de la ciudad.
 
El huracán Rita cambió de dirección en las últimas horas y ahora marcha más hacia el norte, por lo que estiman que afectará con mayor violencia la costa desde Puerto O'Connor en Texas hasta la ciudad de Morgan en Louisiana.

La tormenta tropical que rodea al ciclón abarcará desde la ciudad de Morgan hasta la desembocadura del río Pearl, lo que incluye a la ciudad de Nueva Orleans y el lago Pontchartrain que la inundó hace menos de tres semanas con el huracán Katrina.

La tempestad anterior rompió los diques que protegían a la capital del jazz y la inundó, por lo que las lluvias que comenzaron el jueves a la noche volvieron a complicar su situación y ya generaron nuevos anegamientos sobre todo de los barrios pobres.

La llegada de Rita interrumpió el rescate de los muertos de Nueva Orleans, cuando se habían llegado a localizar 1.035 cadáveres.

La evacuación de Nueva Orleans demandó la movilización de un millón de personas, en tanto que de Houston se fueron dos millones, de los que al menos 20 murieron en un colectivo que se incendio sobre una autopista.

Rita era ayer un huracán de categoría tres, tras haber llegado a cinco en alta mar, pese a lo cual sus vientos eran de 200 kilómetros por hora, cuando habían superado los 265, tras pasar al sur de Florida y entrar al Golfo de México.

Detallaron que "el oleaje en esas áreas aumentará hasta el metro y medio con grandes olas" por lo que estiman que habrá "marejadas" que afectarán "la mayor porción de la costa del golfo".

En tanto que los tornados que forman delante de los huracanes, dijeron, "son posibles hoy en sudeste de Texas, el sur de Louisiana, de Mississippi y de Alabama". Si bien Houston no se construyó bajo el nivel del mar como Nueva Orleans, fue armada en una llanura frente al agua, con poca altura, por lo que sus calles tienden a canalizar los anegamientos frecuentes que tiene.

Los expertos explicaron que cuando las calles de Houston se llenan de agua, después se pueden dañar las casas y los edificios.

Dejá tu comentario