17 de febrero 2004 - 00:00

Kirchner a acreedores: "Si quieren apretar que aprieten"

Kirchner a acreedores: Si quieren apretar que aprieten
El presidente Néstor Kirchner lanzó hoy un nuevo desafío a los acreedores de la deuda externa en default y les advirtió que, más allá de sus presiones, los argentinos "saben" qué país quieren construir.

"Si quieren apretar, que aprieten. Acá está el pueblo argentino para construir un nuevo destino y una nueva realidad", enfatizó Kirchner en línea con el discurso de intransigencia con el que decidió plantarse ante los embates de la comunidad internacional que reclama que la Argentina mejore la oferta a los tenedores de bonos del exterior.

El mandatario aseguró que en el país no existe una posición de enfrentamiento con el mundo en cuanto al pago de los compromisos de la deuda y que en realidad sólo se reclama "ayuda y comprensión" para solucionar las dificultades.

"No tenemos nada contra el mundo, al contrario, quisiéramos que nos ayude, que nos comprenda, que Argentina, que supo ayudar a tantos pueblos del mundo, que hoy tengan la mano solidaria y que nos ayuden a poder reconstruirla", afirmó el jefe de Estado al hablar en el acto de lanzamiento del Programa Nacional de Emergencia Habitacional.

A continuación, Kirchner pidió ayuda para terminar "con los fantasmas y poder reconstruir la Argentina de todos", planteando como ejes "la seguridad y la solidaridad" y asumiendo "la realidad que nos toca vivir".

"Dios quiera que las gotas que caen sean esa fuerza espiritual que necesitamos para no quebrarnos en las grandes batallas y que le podamos decir al mundo: 'no importa que aprieten, nosotros sabemos de que es la Argentina y sabemos qué Argentina queremos'", aseguró.

Rodeado por el gobernador jujeño, Eduardo Fellner, y una muchedumbre que aplaudía cada una de sus palabras, el Presidente reclamó también que lo "corrijan" y lo "critiquen constructivamente", al considerar que de esa forma logrará avanzar en la construcción de "un país con honor, un país más justo".

"Yo sé que la Justicia es posible, sé que un mundo distinto es posible, sé que crear una Argentina donde podamos recuperar la esperanza es posible", subrayó.

Asimismo, Kirchner salió al cruce de los cuestionamientos que recibió de algunos sectores por su empecinamiento en defender la oferta argentina de pagar a los acreedores externos sólo el 25 por ciento del valor nominal de los bonos en su poder.

"Yo ni sobreactuo ni soy verborrágico", respondió a sus críticos y castigó duramente contra algunos periodistas que, según dijo, "tienen miedo de defender la identidad argentina".

"Le pido al periodismo que salga de sus cómodos sillones donde escriben notas y análisis y vaya a recorrer la patria. Porque a veces se me caen lágrimas cuando veo a algunos argentinos con plumas amarillas, cuando escriben y tienen miedo de defender la identidad nacional, y nos muestran fantasmas por todos lados", señaló.

Kirchner viajó esta mañana a San Salvador para encabezar el lanzamiento del Programa Nacional de Emergencia Habitacional, que prevé la construcción de unas 1.800 viviendas en distintos municipios de la provincia, con una inversión de más de 30 millones de pesos, y la creación de 4 mil nuevos puestos de trabajo.

El plan apunta a reconvertir los planes sociales en unidades productivas que permitirán la incorporación al empleo formal de desocupados y beneficiarios de los programas jefes y jefas de hogar.

Dejá tu comentario