Política

San Luis rechaza bono por deuda y no descarta embargar a Nación

La provincia de San Luis y Nación no llegaron a un acuerdo para establecer la forma de pago cuando restan pocos días para finalizar el plazo establecido por la Corte Suprema. Desde el distrito puntano no descartan recurrir al embargo de activos nacionales para recuperar los fondos.

Las negociaciones entre Nación y San Luis por el pago de la deuda de unos $16.000 millones a la provincia tuvieron un nuevo capítulo en la Casa Rosada, con una reunión entre funcionarios del gobernador Alberto Rodríguez Saá y del ministro del Interior Rogelio Frigerio. Sin embargo, como hasta ahora, no hubo acuerdo para establecer la forma de pago cuando restan pocos días para finalizar el plazo establecido por la Corte Suprema y, entonces, desde el distrito puntano no descartan recurrir al embargo de activos nacionales para recuperar los fondos.

Durante todo el gobierno de Cambiemos, la devolución de coparticipación retenida por Nación entre 2006 y 2015 para financiar a la Anses y la AFIP fue eje de tironeos entre la administración de Mauricio Macri y el mandatario Rodríguez Saá. El máximo tribunal había fallado a favor de la provincia en noviembre de 2015, sobre el final de la gestión de Cristina Fernández de Kirchner. Y, tras años sin acuerdo sobre la forma de actualizar el monto original de $5.000 millones, los jueces supremos establecieron que se debía utilizar la tasa pasiva de Banco Nación, de donde surgen los $16.000 millones que debe ahora restituirle Nación a San Luis. Este último fallo es de febrero, y también fijaron otros 120 días de plazo para establecer la forma de pago. Pero a tres semanas de agotarse el tiempo tampoco hubo avances.

Desde la Casa Rosada ofrecieron a la ministra de Hacienda Pública puntana, Natalia Zabala Chacur, y al fiscal de Estado de San Luis, Eduardo Allende, un bono intransferible con tres años de gracia, que fue rechazado por los funcionarios de Rodríguez Saá. Además, se mostraron enojados al salir de la reunión por la ausencia de funcionarios de la cartera económica y del jefe de Gabinete Marcos Peña. Fueron recibidos por el secretario de Provincias, Alejandro Caldarelli, y el secretario de Interior, Sebastián García De Luca, ambos dependientes de Frigerio.

“La deuda tiene un monto cierto desde hace varios meses. La Corte Suprema se expidió en cuanto a la tasa de interés con lo cual nosotros tenemos una deuda líquida, que es lo que exigimos. La deuda tiene que ser, tal cual, líquida y en este marco el bono que nos ofrecen carece precisamente de liquidez. Este es un bono que posee tres años de gracia, intransferible y que tiene una tasa de interés del 6%. La provincia no está dispuesta a aceptarlo”, sostuvo Zabala Chacur.

En ese contexto, la ministra agregó: “En la reunión con Nación no sólo que no avanzamos, sino que retrocedimos. No participó ningún representante del Ministerio de Hacienda, que son los que entienden sobre las negociaciones. Lo cierto es que los plazos se agotan y tenemos que tomar una decisión en las próximas horas”.

Por su parte, el fiscal de Estado de San Luis fue más allá de la advertencia de Zavala Chacur: “El pazo se vencerá en los primeros días de septiembre con lo cual, si no tenemos una respuesta favorable por parte del Estado Nacional, tendremos la posibilidad de ejecutar esa deuda, trabar algún embargo o cualquier medio forzado de ejecución para cobrar”, adelantó.

Santa Fe transita un reclamo similar, aunque aún la Corte Suprema no fijó el monto definitivo. Para la provincia gobernada por Miguel Lifschitz la suma actualizada ascendería a $60.000 millones. Vale recordar que en las actas acuerdo firmada por Alberto Fernández con los gobernadores en Rosario antes de las PASO, éste se comprometió a saldar las deudas en caso de ser electo presidente. Rubricó el compromiso con Rodríguez Saá y con el santafesino Omar Perotti, quien en diciembre sucederá a Lifschitz.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario