POSTALES AZTECAS

Secciones Especiales

Siendo el turismo la principal fuente de ingresos es bueno estar al tanto de las formas y costumbres de práctica en esta zona. En la vida de playa uno podrá observar un desfile de personas y personajes que ofrecen las cosas más insólitas como remedios para artritis, úlceras y otras más comunes como frutas, todo tipo de comidas, bebidas, artesanías, etc. Si bien no es una actividad habilitada por el municipio, forma parte del paisaje local, que por momentos puede llegar a molestar. Un «no gracias» a tiempo es suficiente; ahora, si es de su gusto el regateo, éste es el lugar indicado.

El transporte público se conforma de taxis, en esencia bien conservados, VW tipo escarabajo, que no poseen reloj u otra forma de medición. Así que el precio de un viaje de 20 cuadras cuesta 4 dólares.

Otra alternativa y única son los camiones (colectivos) con aire acondicionado o sin él (la mayoría); no hay líneas ni boletos ni nada. Cada cual presta el servicio en forma autónoma, por lo cual es común escuchar a los conductores a gritos pregonando su recorrido. Suelen circular con música popular a todo volumen; algunos, ya de por sí muy coloridos, están iluminados de tal forma que parecen discotecas rodantes. Sí, todo vale para sumar un pasajero más.

Para aquellos que disfrutan del cine es bueno saber que los estrenos llegan de 6 meses a 1 año antes que a nuestro país. Se encontrará que hay entradas comunes y entradas VIP; éstas permiten acceder antes de la proyección a bebidas, sándwiches y sushi bar, y las butacas son cómodos sillones de cuero en los que se sentirá en la clase ejecutiva de un avión.
Las especialidades gastronómicas tienen mariscos y pescados; dentro de estos últimos el Huachinango es el más solicitado: lo cocinan a la parrilla con salsa de ajo (al mojo de ajo), a la diabla (con salsa roja picante) o a la veracruzana (con verduras). La cocina internacional tiene su lugar, e incluye una parrilla argentina.

Durante la noche, boliches y restoranes compiten para atraer turistas recurriendo a espectáculos en la vereda, convidando tragos y persiguiendo con sus propuestas en forma amena a sus potenciales clientes.

Dejá tu comentario