13 de octubre 2009 - 00:00

Vellum Project: una feria diferente

Daniel Fischer
Daniel Fischer
Daniel Fischer es el arquitecto, artista y curador responsable de la nueva y original propuesta de Expotrastiendas 2009.

Luego de su convocatoria con Vellum, como motor y generador de redes, fusión y cooperación, Fischer expresa que su intención es crear una feria que sea percibida y organizada, aunque se presente como un espacio deconstruido, con perspectivas múltiples y sectores diferenciados, como un gesto integrado que haga «estallar la imaginación» y aumente la profesionalización del mercado.

Periodista: Art Red Vellum Project es el proyecto curatorial de esta feria. ¿En qué consiste la propuesta?

Daniel Fischer: Este proyecto instala por primera vez la idea de curar el espacio predial en su totalidad. Simbolizará: red, fusión y cooperación. Se organizó mediante tres dispositivos: el primero es la construcción de un sistema expositivo institucional y colectivo de galerías materializado en Vellum, que perfora el espacio generando muestras diversas y sectores diferenciados; el segundo es la fusión y convivencia de dos o más galerías mediante prototipos arquitectónicos diseñados que permiten, por un lado, una propuesta expositiva diferente de las utilizadas en ferias de arte deconstruyendo, de esta manera, el sistema tradicional de damero con corredores lineales y en peine, y por otro, crea una circulación en forma de serpentina para facilitar los contactos y las cooperación de galerías, y por último, la organización espacial mediante sistemas de referencias expositivas estandarizadas que permitan identificar con claridad los espacios y las galerías que participan, con qué artistas cuentan y su ubicación en la feria.

Diseño

P.: ¿Cuáles son los intereses en los que se basa el diseño?

D.F.: En primera instancia, promover la feria como «lugar» de producción e interpretación permanente, pero también reconocerla como una práctica ya institucionalizada, localizada, dentro de un espacio propicio para el ejercicio en red, susceptible de generar intercambio y reflexión, abrir interrogantes de naturaleza metodológica y epistemológica comparativa. Luego, reconocer que también las ferias necesitan acciones curatoriales que aborden problemas en donde se planteen no sólo el origen de estos sistemas de comercialización, distribución y reconocimiento, sino repensar su modelo como dispositivo construido, no fosilizado, capaz de favorecer un contexto de conocimiento y producción interdisciplinaria, en un ámbito de cooperación y diálogo que impacten en el arte y en el mercado del arte -de la escena local y global- frente a los nuevos sistemas de hibridación cultural, fusión del mercado y disolución de fronteras.

Entrevista de Marcelo Gutman

Dejá tu comentario