Android: datos clave para saber si tu celular fue hackeado

A diario, muchos móviles son víctima de ataques cibernéticos. Por tal motivo, tenés que saber cómo actuar y qué pasos seguir. Mirá.

Todas las personas se preocupan a diario por la seguridad de sus datos personales que almacenan en los dispositivos móviles. Los celulares suelen ser blanco de hackers y cada vez más se acentúan ataques en las redes.

Por tal motivo, es fundamental saber si un móvil ha sido hackeado y no caer en la trampa. A continuación, Infobae ofrece un artículo en el que detalla paso por paso para evitar este tipo de problemas en tu celular.

Estos problemas indican que un celular ha sido hackeado

Hay que repasar algunas de las pistas que pueden servirle a cualquier persona para saber si su teléfono está siendo hackeado o atacado en este momento. Y es que, en la mayoría de situaciones de este tipo, el ataque sucede de espaldas al usuario, sin que ni siquiera uno se de cuenta de que el ataque se está llevando a cabo.

- Está demasiado caliente (más que de costumbre).

- Funciona peor y gasta más batería.

- Se reciben mensajes sospechosos de servicios que no se conocen.

- Aparecen anuncios y pop-ups donde no deberían aparecer.

- Aparecen apps que el usuario no ha instalado.

3 códigos para saber si un celular ha sido hackeado

Con estas combinaciones de números se puede saber si un celular está hackeado:

- Primer código: ##002#

El primero de ellos se trata de un código universal, ¿para qué sirve? Con él será posible desactivar todo el desvío de llamadas. Es decir, se desactivarán de forma instantánea las redirecciones del teléfono móvil.

Por eso mismo, si el usuario cree que sus llamadas pueden estar siendo redirigidas hacia otros receptores que no son los verdaderos, es mejor marcar el código en el teléfono.

- Segundo código: *#62#

¿Qué es *#62#? Es otro código bastante interesante que se puede usar en cualquier momento. Si en alguna ocasión amigos o familiares comentan que el número está fuera de servicio o simplemente no responde, hay que comprobarlo con este código.

¿El motivo? Muy sencillo, al marcarlo, este indicará dónde se están redirigiendo todas esas llamadas, mensajes y datos. Habrá que comprobar que el número al que se está redirigiendo todo es de la propia compañía del usuario; de no ser así, lo más recomendable es actuar inmediatamente, recurriendo a la compañía telefónica.

Se podría decir que este código es muy similar al anterior, ya que al igual que el *#62# este también indicará si las llamadas, mensajes, datos, incluso el fax están siendo interceptados o desviados hacia otro número, pero tiene una diferencia importante.

En el anterior indicaba el número al que se redirigen los datos, que en la mayoría de casos suele corresponder al número de la propia operadora de telefonía. Sin embargo, este *#21# muestra una pequeña pantalla donde se indica mediante texto si realmente algún servicio está siendo desviado, muy útil.

Cómo arreglar un celular hackeado

Si ya se ha llevado a cabo todas las pruebas anteriores para comprobar si un celular ha sido hackeado, y efectivamente se ha encontrado algo raro, solo queda intentar solucionar el problema y tener más cuidado la próxima vez.

Ahora bien, ¿cómo se arregla un móvil hackeado? Existen 2 formas distintas que pueden eliminar de raíz los problemas.

  • Identificar y eliminar la app que causa los problemas

Lógicamente, el primer paso para arreglar un móvil hackeado es eliminar el software que está causando los problemas. Tiempo atrás hablamos sobre una aplicación que, haciéndose pasar por un “optimizador de batería”, era capaz de robar hasta 1.000 euros a los usuarios cada vez que se ejecutaba la app de PayPal.

En ese caso, la raíz del problema es la propia app de optimización. Por tanto habrá que desinstalar y borrar todos los datos de la aplicación maliciosa en cuestión.

  • Actualizar el software del celular

A principios de cada mes, Google publica el boletín de seguridad de Android, donde se recogen algunos de los fallos de seguridad descubiertos en el sistema operativo y el software de los socios de la compañía.

Junto a él, se libera la actualización de seguridad mensual de Android, que posteriormente es desplegada para que los dispositivos sean inmunes a estas brechas de seguridad.

Es por ello que es una mala idea no actualizar el móvil aunque haya nuevas versiones disponibles, dado que este tipo de parches de seguridad pueden acabar con los problemas de un celular hackeado al solucionar las vulnerabilidades descubiertas por los expertos en seguridad de Google.

Dejá tu comentario