21 de enero 2002 - 00:00

LA HORA DE LAS RURALES

LA HORA DE LAS RURALES
La rural, un clásico argentino de los '80, en los '90 fue perdiendo territorio-ante el avance de los SUV (Sport Utility Vehicles) y monovolúmenes compactos. Muchas marcas en nuestro país las erradicaron de su lista de opciones para potenciar ese tipo de productos que, inicialmente por lo novedosos, parecían una opción más tentadora para los clientes que buscan espacio para la familia, sus complementos deportivos y mascotas, entre otros. Hoy, frente a un mercado más maduro que ya probó estas opciones y detectó sus virtudes y defectos, las rurales vuelven a ser una opción. Toman la posta porque por estilo y prestaciones seducen no sólo al grupo familiar, sino a aquellos solteros o parejas sin hijos amantes de las actividades deportivas que necesitan espacio para transportar su equipo deportivo o mascotas. Nadie que disfrute manejando vehículos con una cierta deportividad y busque prestaciones con equilibrio dinámico se va a sentir cómodo conduciendo un monovolumen compacto o un SUV. En estos, salvo raras y costosas excepciones como el BMW X5, se deben sacrificar algunos de los elementos necesarios para disfrutar un auto al conducirlo. En el caso de los monovolúmenes compactos, se logra espacio visual a partir de elevar el techo y generar una posición sobre los asientos algo más vertical que ofrece una visión más elevada para la conducción, los asientos generalmente son modulares con diferentes posibilidades de uso. Sólo uno de los que se ofrecen en el mercado, el Chevrolet Zafira, permite llevar esporádicamente 7 personas, el resto transporta 5, igual que cualquier rural. Para disfrutar de estas posibilidades, generalmente se sacrifica el equilibrio dinámico propio de un automóvil y por la resistencia al viento que ofrece el monovolumen, tiene mayor consumo a igual motorización. También muestran un estilo netamente familiar y femenino, donde un hombre, al conducirlos, neutraliza la virilidad. Por esto, muchos prefieren los SUV, vehículos viriles, potentes y espaciosos, generalmente aptos para transitar por todo tipo de terrenos, a pesar que 80% de los usuarios de este tipo de vehículos nunca se mueven fuera de la ciudad y las rutas. Estos, al desplazarse por la ciudad en un SUV, seguramente tienen una interesante sensación de dominio y poder frente al tránsito originado por el volumen del vehículo y la posibilidad de ver por encima de los demás. Pero para disfrutar esto, si eso es lo que buscamos, nos enfrentamos a un espacio interior, en el caso de los más compactos que no es mayor al de un monovolumen junto a una posición de manejo también comparable a la de un utilitario. Los vehículos de estas características cuentan con una carga mecánica importante que afecta al consumo e incide, con el tiempo, sobre los costos de mantenimiento. Dinámicamente no son comparables a un automóvil y sus prestaciones generalmente son más limitadas.

•Mejor que un auto

Las rurales actuales no ofrecen la posibilidad de transportar 7 personas o salvo excepciones, como el Subaru Outback, el Audi Allroad o el Volvo V 70 XC, de movernos cómodamente por terrenos complicados; pero nos ofrecen prestaciones y un equilibrio dinámico que supera al de los tricuerpos de la misma gama, gracias a su resolución aerodinámica. En algunas rurales se puede tener la sensación de manejar un deportivo como en el caso del Alfa 156 Sportwagon o en un caso extremo el Audi RS4, el vehículo más deportivo que Audi produce y sólo en versión Avant o Rural. Volkswagen ha mantenido en nuestro país a través del tiempo dentro de la mayoría de los productos su línea de rurales, incorporando hace apenas unos años la versión del Golf Variant. De esta manera y junto a una amplia oferta de motorizaciones, es la única marca que ofrece tantas opciones. Por eso la seleccionamos para el análisis tomando dentro de su oferta las versiones rurales del Gol, el Golf y el Passat haciendo referencia al Sharan, un monovolumen con capacidad para 7 personas, orientado de lleno a familias numerosas.

•GOL COUNTRY

Ya es un clásico; su diseño simple, correcto y sin alardes estéticos, tiene una cierta tendencia a la atemporalidad. Mantiene las características generales de la línea, compartiendo todos sus elementos con sus hermanos de serie. Una amplia oferta de motores, donde encontramos un modelo 1.6 y un 1.8 nafteros y el tradicional 1.9 diesel. Un auto cómodo para 2 adultos y niños, cuenta con una terminación acorde a su segmento y muchas posibilidades de uso en actividades recreativas, por contar con un amplio espacio de carga más la opción de ampliarlo rebatiendo los asientos traseros. Dinámicamente se comporta de manera similar a la versión bicuerpo, con un comportamiento neutro y previsible.

•GOLF VARIANT

Es la alternativa rural de uno de los autos más correctos del segmento C. Existe desde hace varios años en Europa pero a nuestro país llegó hace apenas 2. Cuenta con gran cantidad de elementos trasladados, en cuanto a terminación y calidad de materiales, del Passat, un referente en su segmento. El Variant del Golf tiene todo lo que esperamos de un buen auto, todo está en su lugar y con la forma adecuada. El largo general se amplía en pos del espacio interior, pero el equilibrio del Golf se mantiene intacto. Se ofrece con dos motores nafteros: el modelo 1.6 de notable rendimiento y 2.0 algo más antiguo no tan eficiente que alcanza los 198 km/h y acelera de 0 a 100 en 10,2 segundos y una opción 1.9 TDI de 90 CV muy eficiente y económico.

•PASSAT VARIANT

Un referente en este tipo de vehículos, con aspecto sobrio y elegante, se adapta a la formalidad y a la informalidad como pocos. Líneas puras, sin caprichos conforman un todo que parece haber sido concebido desde el inicio en el formato rural. Terminaciones y resoluciones difíciles de encontrar en SUV de mucho mayor costo están presentes en esta versión. Los asientos son amplios, con cojines largos y regulación lumbar con múltiples posiciones. Esto, junto a la columna de dirección regulable en altura, nos brinda una posición de manejo cómoda, y teniendo en cuenta la suspensión equilibrada que equipa este auto los viajes largos se transforman en algo sumamente placenteros. Se ofrece actualmente con dos versiones de motor; 1.8 Turbo de 150 CV y un Diesel 1.9 TDl de 130 CV, sorprendente por prestaciones y economía. Ambas versiones cuentan con equilibrio dinámico muy logrado que permite moverse ágilmente tanto en ruta como en ciudad. Con el motor
1.8T de 4 cilindros de 1.8 litros con turbo, adecuado para responder correctamente en cualquier régimen, llega una velocidad máxima por encima de los 220 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 9,2 segundos, con reprises adecuados se transforma en un auto muy seguro para conducir. Mientras que la versión TDI de 130 CV puede llegar a los 210 km/h acelerando de 0 a 100 km/h en sólo 9,8s. También en la versión 1.8T es posible contar con la eficiente y práctica caja triptonic de 5 marchas. Calidad de terminaciones, equipamiento, prestaciones y seguridad son las características de esta rural.

•SHARAN

El Sharan, el monovolumen de VW, está fuera del esquema de rural planteado. Es interesante referirse a él porque se presenta como un mix entre una rural y un monovolumen. Está orientado a las familias numerosas ya que puede transportar cómodamente hasta siete pasajeros, con dimensiones generosas, un ambiente sobrio, agradable y con un correcto aprovechamiento del espacio para cumplir tal fin. Se ofrece con las mismas motorizaciones que el Passat; el 1.8 Turbo de 150 CV, junto a la versión Diesel 1.9 TDl de 130 CV, pero muestra el síndrome del monovolumen en las prestaciones ya que logra una velocidad máxima de 199 km/h en la versión naftera y 181 km/h en la versión TDI con un consumo de combustible algo mayor, pero de alguna manera neutralizado por contar con una caja de velocidades manual de 6 marchas que alivia el régimen. Tiene terminaciones similares en calidad y materiales, es realmente atractivo, pero es más incómodo para manejar y a pesar de mirar por encima del tránsito en maniobras de estacionamiento, presenta algunos vacíos visuales. Sólo si necesitamos transportar siete personas es justificable su compra frente a un Passat. Esta comparativa realizada sobre dos vehículos salidos del mismo molde, es extensiva a todos los monovolúmenes o SUV frente a una rural y sólo las necesidades específicas justifican la compra de uno u otro, el resto es capricho.

Dejá tu comentario