Durante la pandemia, 1 millón de argentinos recibieron por primera vez acceso a Internet

Tecnología

El Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) tiene en marcha más de 120 proyectos de conectividad en todo el país, a través de los cuales se adjudicaron 3.280 millones de pesos para alcanzar a 303 localidades de 16 provincias. "Queremos una Argentina conectada", afirma Ariel Martínez, jefe de Gabinete del Organismo.

La virtualidad laboral y escolar y el entretenimiento en tiempos de coronavirus expusieron la necesidad de millones de argentinas y argentinos de acceder a las telecomunicaciones. En ese contexto, el Gobierno declaró como servicio público esencial y en competencia, en agosto del año pasado, mediante el Decreto 690, a los servicios de Internet, TV por suscripción y telefonía fija móvil –recordemos que el decreto está judicializado y espera por una decisión de la Corte–. En paralelo, en 20 meses de gestión, ENACOM viene llevando adelante más de 120 proyectos que brindan conectividad a 996.399 argentinas y argentinos de todo el país, y se incrementó la velocidad de conexión en un 54%, que pasó de 28 Mbps en 2019 a 43 Mbps en 2021.

“La situación que está viviendo la Argentina por la pandemia requiere que todos nos bajemos del barco para empujar, y eso incluye a las empresas y al Estado. Y a la política, del lado que sea. Nos tenemos que poner del lado de los que menos tienen”, subraya Ariel Martínez, jefe de Gabinete de ENACOM en diálogo con Ámbito.

Vale recordar que ENACOM recauda el 1% de la telefonía fija y móvil, Internet y la televisión por cable, que se reserva a un fondo fiduciario, el cual, de acuerdo con la Ley 27.078, se destina a garantizar que el Estado lleve conectividad a los lugares donde las empresas no llegan porque no les reditúa comercialmente. “Hoy los programas que se aprobaron son más beneficiosos para los sectores más vulnerables. El objetivo es conectar a toda la Argentina”, ratifica Martínez.

Al día de hoy, el monto adjudicado en los diferentes proyectos para ampliar la conectividad de más de 300 localidades en 16 provincias argentinas supera los 3.200 millones de pesos. Al respecto, Martínez señala: “Es la primera vez que las cooperativas reciben este volumen de dinero. Es la redistribución de la riqueza, porque lo que se recibe de las grandes empresas se redistribuye en las PyMES y cooperativas”.

Ariel Martínez.jpg

En este sentido, uno de los primeros pasos de la actual gestión de ENACOM fue modificar el Aporte No Reembolsable (ANR) 10 mil, subsidio que estaba focalizado en localidades de menos de 10 mil habitantes. Así, para mejorar su alcance, se determinó que las localidades contaran con hasta 30 mil habitantes para poder acceder al ANR y se ampliaron los montos de la adjudicación.

En esa línea, desde el Ente también se crearon programas para los barrios populares, en los cuales las obras están subsidiadas al 100%, así como un programa para instituciones públicas, para conectar a centros de salud, de seguridad y de educación. Además, se avanzó en brindar conectividad a zonas desfavorables, como el Delta, y a corredores viales. Por otra parte, se lanzó un ambicioso programa, junto con ARSAT, para avanzar en la compartición de la red de fibra óptica por parte de las empresas y cooperativas.

“Nosotros nos focalizamos en dar conectividad a los barrios populares, por eso creamos ese programa. Pero al margen de eso, reformulamos todos los programas ya existentes con el objetivo de conectar a todos los argentinos y argentinas. Con todos los programas que se están llevando adelante, el que estamos realizando ahora es el plan de inversión más grande de Latinoamérica”, asegura Martínez.

En la actualidad, la Red Federal de Fibra Óptica (REFEFO) cuenta con 37 mil kilómetros y recorre todas las provincias del país. Durante la actual gestión de ENACOM, a cargo de Claudio Ambrosini, se llevó a cabo una actualización tecnológica. En este marco, el Ente realizó una inversión de 3 mil millones de pesos para financiar a ARSAT y que esta última pueda cambiar las placas tecnológicas para ampliar la capacidad de la red troncal. Por otro lado, se está trabajando en ampliar la red en las provincias de Tierra del Fuego y Catamarca.

Otro aspecto importante de la conectividad es el avance de la quinta generación (5G). Actualmente, y luego de haber realizado una prueba de esa tecnología en el mes de marzo pasado, desde ENACOM se están analizando las posibles bandas antes de la adjudicación. “El 5G va a permitir aumentar la conectividad de manera mucho más simple y potente”, concluye Martínez.

Temas

Dejá tu comentario