viernes 16.11.2018
Política
Informe de Ambito de Poder
lunes 5 de Octubre de 2015

Eduardo Costa, el patrón del sur



Eduardo Costa, diputado por la UCR de la provincia de Santa Cruz y candidato a la gobernación, es, de acuerdo con su declaración jurada presentada ante el Ministerio de Justicia, el legislador más pujante de la Argentina. Un verdadero magnate cuya fortuna suele estar alejada de los focos de los grandes medios, que, sin embargo, con dirigentes de patrimonio menor exhiben una actitud por momentos persecutoria e impulsan constantemente denuncias que nunca se terminan de confirmar en la instancia judicial.



Costa es propietario de Hipertehuelche, poderosa firma de almacenes y supermercados que según la declaración jurada del último periodo presentada por el diputado le registró ganancias por $ 65.587.445. Menores son los ingresos que declara en el rubro de las concesionarias de autos ($ 6.092.824), el retail ($ 5.114.964) y la construcción ($ 8.496.386.).

Las propiedades que ostenta el diputado en diversas geografías australes alimentan un capítulo aparte, que será analizado en las próximas ediciones porque merecen un detenimiento especial, tanto por la tasación de éstas como por la metodología por la cual fueron adquiridas. Curiosidades que van en paralelo con los montos ínfimos que le reportan a este empresario ya desde 2012 sus dos firmas dedicadas al negocio de la energía. Control y Gestión de Hidrocarburos SA le registró al cierre del actual período ganancias por $ 10.800 y Costa Hidrocarburos SA, por $ 9.600.

La coherencia es un requisito indispensable para la clase dirigente, más aún para aquellos exponentes que, tanto a título personal, como mediante su núcleo personal más cercano, ejercen señalamientos permanentes sobre causas judiciales e investigaciones aún en curso. Estas prácticas son condicionantes del ejercicio republicano que establece la división de poderes y estamentos. En más de una ocasión el diputado Costa ha emitido discursos y cuestionamientos que por sí mismos atentan contra las normas institucionales que él asegura defender.

Al inicio de este año, Costa declaró bienes, depósitos y cuentas por $ 83.234.059. Al cierre el período manifestado en su declaración jurada el monto de sus posesiones trepó hasta los $ 98.498.247. Las deudas apenas superan los $ 550.000. Un empresario inteligente devenido en político. Y que, al menos, cumplió con la ley al presentar su declaración patrimonial. Trámite elemental pero que, en cambio, Mauricio Macri, otro empresario, continúa dilatando al punto que es necesario que los propios legisladores de su espacio le recuerden que "sería bueno", casi como si fuera algo accesorio, que el candidato exponga sus bienes ante las autoridades nacionales.

1 comentarios