domingo 18.11.2018
Economía
Revés judicial para Argentina
martes 10 de Julio de 2018

Quién está detrás del fondo buitre que litiga por la estatización de YPF

Burford Capital fue fundado por Christopher Bogart, exejecutivo de Time Warner. Se trata del fondo que compró los derechos para demandar por las compañías del Grupo Petersen, de la familia Eskenazi.

Burford Capital fue fundado por Christopher Bogart, exejecutivo de Time Warner. Se trata del fondo que compró los derechos para demandar por las compañías del Grupo Petersen, de la familia Eskenazi.

La Corte del Distrito Sur de Nueva York decidió que la demanda de un fondo buitre contra la Argentina por la expropiación de la petrolera YPF debe seguir curso en ese país y de esta manera no será trasladada a Buenos Aires, tal como pretendía el Gobierno. Se trata de una demanda por unos u$s 3.000 millones de dólares por Burford Capital, que compró los derechos para litigar por las compañías del Grupo Petersen, de la familia Eskenazi.

Burford Capital fue fundado por su actual CEO, Christopher Bogart, ex VP de Asuntos Legales de Timer Warner. No se trata propiamente de un fondo "buitre", sino que invierte en asuntos legales. Con oficinas en Nueva York, Londres -bolsa en la que cotiza-, Singapur y Chicago, su capitalización supera los u$s 4.000 millones. Su estrategia, como lo hace en el caso por la estatización de YPF, es "comprar" juicios. Financia los litigios y luego se queda con parte de las ganancias.

Hace menos de un mes el diario Ámbito Financiero anticipó que Burford vendió 15% del juicio con YPF por unos u$s 66 millones. Lo cierto es que esta venta dio una pista sobre la valuación que tiene el caso para el fondo, unos u$s 400 millones en lugar de los u$s 3.000 millones que se reclaman en los tribunales de Estados Unidos.

De acuerdo a los analistas del mercado, Burford lleva adelante el juicio a nombre de un porcentaje general que no superaría el 35%. Por lo tanto, el porcentaje restante de la demanda es propiedad de un tercero, quien podría recibir nada menos que unos u$s 2.250 millones si gana la demanda.

Vale recordar que el fondo Burford le compró el juicio a la Justicia de España, que tenía la quiebra de las empresas Petersen Energía Inversora y Petersen Energía, las dos compañías que la familia Eskenazy creó en ese país para comprar acciones de la petrolera en 2008.

La intención del Gobierno argentino era que el litigio fuera trasladado a los tribunales locales, con el objetivo de reducir la posibilidad de que haya una sentencia definitiva contraria para la Argentina. A partir del fallo de la Corte del Distrito Sur de Nueva York el juicio seguirá adelante en los Estados Unidos con resultado impredecible en el mismo tribunal que supo ocupar el ya fallecido Thomas Griesa.

10 comentarios