Política

Alerta de Rosenkrantz por Constitución

El presidente de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, disertó ayer en el Senado, durante un evento sobre la reforma constitucional de 1994, y alertó que “en momentos tan divisivos y confrontativos como los que atraviesa el país”, la “cultura constitucional es de enorme delicadeza y fragilidad, se rompe fácil”, y “la Constitución se puede romper sin necesidad de cambiarla”.

La frase del titular de la Corte se da tras ideas ultrakirchneristas deslizadas en los últimos tiempos sobre potenciales modificaciones a la Carta Magna en caso de victoria del presidenciable cristinista, Alberto Fernández, en las elecciones del 27 de octubre próximo.

“La supervivencia de una cultura constitucional es costosa y difícil. Debemos trabajar para cuidarla siempre”, destacó el magistrado, y agregó: “La Constitución hace que una comunidad pase del reino del poder al reino de las reglas, por eso es el primer paso hacia el Estado del derecho”.

Por otra parte, el magistrado sostuvo que “además, es el modo de consagración de una comunidad política”. Y resaltó: “Sin Constitución sólo somos individuos con proximidad geográfica. La Constitución nos convierte a todos en un sujeto colectivo. El efecto que se logra es el de una identidad común”.

Escucharon a Rosenkrantz los exsenadores Ricardo Gómez Diez, Eduardo Menem, Pedro Del Piero y José Antonio Romero Feris y los exdiputados Mabel Müller y Daniel “Chicho” Basile, entre otros.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario