La ruta bonaerense del cannabis medicinal

Ambito BIZ

Desde el pionero General La Madrid, pasando por San Martín, Tornquist, Coronel Rosales, Rivadavia, y Las Flores, entre otros, muchos pueblos han avanzado en el tema, dentro del marco de la ley.

“Tenía mucho dolor en la base de los pulgares. El médico me dijo que era un principio de artrosis y me recetó un medicamento que me afectaba el estómago, aunque me aclaró que eso no tenía solución. Por sugerencia de una amiga, cuyo médico le recomendó usarla, comencé a ponerme crema con cannabis todos los días y el dolor fue desapareciendo”, dijo Mercedes, de 60 años. Otros testimoniaron el efecto del aceite durante los tratamientos de quimioterapia y frente a situaciones de pánico o falta de sueño o enfermedades más intensas como Alzheimer, esclerosis lateral amiotrófica (ELA), VIH, enfermedad de Chron, epilepsia, glaucoma o dolor intenso y crónico.

Los comentarios circulan entre gente de todas las edades y ya es habitual escuchar que la tía, el abuelo o el sobrinito consumen aceites o cremas con cannabis. Todos ya asumen su efecto medicinal y terapéutico sin ponerse colorados ni temer la llegada de la policía. La gente ya reconoce que la planta es curativa más allá de que muchos adultos la utilicen con fines recreativos.

Esto es lo que impulsó el soporte legal para intentar sacar a los cultivadores de una situación gris, donde muchos consumen y compran lo que ellos producen y otros enjuician a alguien que tiene cuatro plantas en su balcón.

Mientras, legisladoras como la entrerriana Carolina Gaillard ve avanzar su proyecto para modificar el régimen penal de estupefacientes, ley 23737, y despenalizar el consumo personal de sustancias, legalizando el autocultivo, otros ya sueñan con la posibilidad de crear circuitos de turismo cannábico para mostrar lo que hacen y el nivel de profesionalismo que va alcanzando.

Amparados desde que el 12 de noviembre del 2021 el Gobierno nacional reglamentó la ley 27350 autorizando el autocultivo de cannabis con fines medicinales a través del Registro del Programa de Cannabis. Todo viró a transformarse en un enfoque científico y sanitario, otorgándole al médico un rol fundamental. De hecho, las obras sociales y prepagas deben garantizar el acceso y el Estado debe asegurar la provisión gratuita de derivados de la planta cuando haya una indicación médica de por medio.

Pueblos cannábicos

En este contexto, hay más de una docena de municipios de la Provincia de Buenos Aires que mostraron interés en desarrollar la producción de estas plantas aprovechando no sólo sus

condiciones sino el retorno económico que podrá generar a futuro.

Desde el pionero General La Madrid que ya casi inaugura su planta dentro del Parque Industrial, pasando por San Martín, Tornquist, Coronel Rosales, Rivadavia, San Vicente y Las Flores, entre otros, muchos pueblos han avanzado en el tema, dentro del marco de la ley, para producir y vender cannabis medicinal.

Si bien no hay una ruta del cannabis oficial, desde las comunidades de varios pueblos bonaerenses ya se está ideando la posibilidad de organizar un circuito turístico que, por el momento incluiría a Las Flores, Santa María de Coronel Suárez y Tapalqué.

En estos pueblos hay gente que hace años viene desarrollando el cultivo y ahora, con el impulso de la nueva legalidad, disfruta de poder mostrar lo que han logrado y difundir cómo han podido ayudar en salud a mucha gente.

Pueblos cannabicos.jpeg

Juan Manuel Damperat tiene en Las Flores una línea de productos medicinales y cannábicos llamada Alto Vortice. “Hay tres referentes en el pueblo y yo soy el único que produce con extracción en frío porque el calor a veces modifica un componente y no hace efecto.

Con los usuarios es muy interesante lo que sucede. Me pasó por ejemplo con el hijo de una enfermera que no podía salir de la casa con ataques de pánico, le di un gotero y a la semana pudo volver a salir y comenzó a trabajar. En primavera que comienzan los problemas en la piel les hace muy bien. La que más me impactó fue una mujer con cáncer de piel que comenzó a usar aceite y cremas por sugerencia de su médica de Azul y en poco menos de un mes su piel mejoró un 70%. Siempre les digo que hablen con su médico de cabecera para que les enseñen cómo y el dosaje”, cuenta.

“Siempre me encantó plantar y cultivar alimentos. Estudié en el Jardín Botánico de Buenos Aires y Agroecología en el Inta de Villa Elisa. Mi abuela paterna vivía en Las Flores y terminé viviendo ahí con ella y en el 2013 me vine a vivir a Pardo que es un paraje de Las Flores. El interior de la Provincia de Buenos Aires es muy conservador y no fue fácil cuando llegué porque yo ya cultivaba cannabis con finalidad medicinal. Para divulgar un poco conformamos la Agrupación Cannábica Las Flores, lo cual coincidía de manera ideal con el nombre de la ciudad. Hoy estoy haciendo aceite, cremas y tintura de propóleo y fracciono aromáticas y platas medicinales que planto en el campo y vendo en mi tienda de comercio justo. Reproduzco plantas ornamentales, hago jardines y vendo la miel Flores de Las Flores” relata Juan Manuel.

Lorena Schneider vive en Santa María, partido de Coronel Suárez, uno de los 3 pueblos donde se instalaron descendientes de alemanes del Volga, Ella es tataranieta del fundador del pueblo. “Con mi compañero formamos una asociación que se llama Santa María 420, formada por jóvenes que vivimos o nacimos acá. Instalamos un stand llamado Caramigo en las fiestas populares alemanas y brindamos información cultural a la comunidad sobre la planta y su uso terapéutico. Estamos inscriptos en REPROCAM, o sea nuestros cultivos están registrados y tenemos pacientes a cargo. Producimos aceites y cremas”, cuenta.

“Vivimos en pueblos turísticos y tenemos diferentes festividades como Kerb en setiembre -las fiestas patronales-, en marzo en Santa María está la Strudel Fest, FÜlsen Fest en noviembre en San José. Volga Fest en abril en Santa Trinidad y en esos contextos armamos el stand, nos acercamos a la comunidad, les mostramos una plantita y que se familiaricen”, agrega y sigue: “La gente pregunta mucho. Generalmente vienen con patologías específicas y nos consultan si sirve o como utilizarlo. Organizamos charlas como las del 27 de mayo a cargo de dos expertos, el Dr. Nicolás Di Biase y un farmacéutico, el Prof. Alejandro Bucciarelli, que son de la Organización de Profesionales del Cannabis.

El encuentro se realizará en el Centro Cultural Héctor Mier Schwerdt. Ambos nos ayudaban con los aceites antes de tener el Canatest, que lo adquirimos con un subsidio del Municipio y nos permite, a través de la cromatología, analizar nuestros aceites y flores para saber su calidad. Enviamos muestras al exterior y de ahí nos indican la calidad. A partir de esto podemos ofrecerle a la gente un sello de seguridad” comenta Lorena.

Con su grupo realizan actividades culturales con muy buena repercusión donde gente de los alrededores “llegan a conocer nuestras plantas, las flores y las cepas. Estamos pensando hacer un Club de Cultivo que incluya un espacio 420 donde hacer actividades culturales con bandas, artistas de la zona y demás. Es una idea a largo plazo. Tenemos el espacio físico pero hay que acomodar algunos detalles aún y es posible lograrlo” finalizó.

IMG-20220310-WA0047.jpg

Regulación

Pablo Fazio, presidente de la Cámara Cannábica, espera la promulgación de la ley sancionada el 5 de mayo. La norma potencia la creación de una Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal (ARICCAME), cuya función será, entre otras, la de regular la importación, exportación, cultivo, producción industrial, fabricación, comercialización y adquisición de semillas de cannabis y sus productos derivados con fines medicinales o industriales.

“Eso es lo único que podría dar un marco para que las empresas que accedan a tener cultivos legales con fines medicinales puedan organizarse, cumpliendo con la seguridad que requiere efectuar un tour o visita turística a las plantaciones como se hace con las bodegas”, explicó.

En otros lugares de mundo ya se desarrolló algo similar, por ejemplo en Estados Unidos. Holanda lleva los últimos 20 años, basándose en el consumo recreativo. Más allá del negocio hay que dar un debate sobre el consumo adulto, no criminalizar a los usuarios dedicar recursos del Estado para perseguir a los grandes narcos”, aclaró.

De acuerdo a Fazio, “desde ahora habrá una oferta regulada más segura, de eficacia comprobada y con el impulso de la ley toda la actividad se va a dinamizar con mayor oferta de la mano de la legalidad”.

Países con historia

Ya es conocido que en Holanda, el cannabis es una de las drogas que se venden libremente desde hace años. Pero la tendencia a su uso con fines terapéuticos y medicinales fue creciendo en otros sitios del mundo como Canadá, Reino Unido, Australia.

En la ciudad de Mendocino, en California, donde el cultivo de cannabis en establecimientos con fines lúdicos y terapéuticos lleva varios años y es legal, los cultivadores incorporaron a sus granjas atracciones turísticas relacionadas a las plantas con el objetivo de instruir a los visitantes sobre los principios activos y beneficios del mismo, su terruño y su geología, las tradiciones locales de cultivo, y distribuyen material educativo. El turismo cannábico atrae a todo tipo de visitantes, desde los más tradicionales hasta los interesados en la agroecología, los naturistas y el especializado en fotografía. Uruguay, que hace poco autorizó el consumo, dio autorización para la apertura de tres locales para el consumo libre de marihuana, los cuales aún no han obtenido autorización para recibir visitantes internacionales. “Kaya Herb House” fue inaugurado hace poco menos de dos años en La Barra, Punta del Este, y es la primera sucursal en el exterior del mítico local del mismo nombre ubicado en Ocho Ríos, Jamaica. El segundo punto de venta que abrió tras la legalización se encuentra en José Ignacio, en el complejo Casagrande. En ese lugar se instalará un Kaya Café y una pop–up store de la firma Higher Standars- tal su nombre en su versión jamaiquina. El tercer local lujoso abrió en Portezuelo, donde una tienda emergente desembarcó en el complejo Medio & Medio.

Dejá tu comentario