Distritos petroleros piden barril a u$s54 para mantener inversiones

Ambito Nacional

Las provincias petroleras en las que está más del 90% de Vaca Muerta pidieron al Gobierno nacional un “precio sostén” de 54 dólares para el barril de petróleo con el objetivo de mantener los niveles de producción y evitar despidos masivos. También reclaman que por retenciones a exportaciones “la alícuota tienda a 0%” y solicitaron a la Casa Rosada mantener precios de combustibles en surtidor vigentes al 1 de marzo.

Según un análisis realizado por los gobernadores que integran la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi), las provincias podrían perder este año hasta 30.000 millones de pesos en regalías si la situación no se modifica. Las provincias miembro de Ofephi enviaron una nota al secretario de Energía Sergio Lanziani en donde piden “una solución integradora que permita el desarrollo de de las inversiones del sector privado, el equilibrio de los precios internos de los combustibles y las economías regionales”.

Hasta aquí las refinadoras (que compran el crudo para procesarlo en nafta y gasoil) y las productoras tienen pactado un valor del barril de entre 47 y 52 (dependiendo de la cuenca), que es el precio promedio de febrero. Estos contratos vencen a fin de mes y deberán ser renegociados entre petroleras y refinadoras para establecer un nuevo valor para las transacciones de abril, por lo que los gobernadores quieren una respuesta de la Nación antes de ese momento.

Las provincias pretenden un precio sostén de 54 dólares por barril, además de trabajar en un esquema variable con retenciones a exportación con alícuotas que tiendan a 0%. La misiva a Lanziani también solicita mantener precios de combustible vigentes al 1 de marzo, “trabajar de manera conjunta en un marco jurídico que permita dotar de previsibilidad a las inversiones en el sector” y la “liberación de exportaciones para el excedente por sobre las necesidades del mercado interno”.

Según las empresas petroleras que operan en Vaca Muerta, con valores por debajo de los 45 dólares las inversiones comenzarían a derrumbarse en Vaca Muerta, donde se necesitan desembolsos más grandes por la actividad no convencional, y en otros yacimientos convencionales.

El Gobierno nacional prevé un desplome de la recaudación fiscal debido a la cuarentena parcial que rige sobre el país para contener el avance del coronavirus Covid-19, lo cual obligará a revisar prioridades en financiamiento.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario