Flexibilizan la circulación entre provincias del NOA

Ambito Nacional

Los ingresos a las provincias que aplican estrictos controles por la pandemia, y que llevó a situaciones de tensión, comenzaron a destrabarse en un puñado de distritos. Por un lado, Salta, Tucumán y Santiago del Estero rubricaron un convenio para la libre circulación de las personas que realizan actividades esenciales, y en Sal Luis los camioneros despejaron los bloqueos que venían llevando a cabo como medida de protestos.

En el caso de los distritos norteños, Salta definió el ingreso a las provincias a través de las rutas nacionales Nº 9, 34, 40, para el límite con Tucumán, y las rutas nacionales N° 34 y 16, y rutas provinciales N° 175 y 2 para el límite con Santiago del Estero.

El ministro de Producción salteño Martín de los Ríos aseguró que la decisión se dio “en el marco de encontrar un equilibrio entre la reactivación económica a través de la matriz productiva y la seguridad sanitaria”. El funcionario del gobernador Gustavo Sáenz agregó que “estos convenios apuntan, entre otros puntos, a la circulación del sector productivo esencial que debe ir a trabajar a campos de las distintas provincias, con un esquema claro para el tránsito tanto para el personal de seguridad, como así también, para los productores”. Y aseguró que trabaja en entendimientos similares con Catamarca y Jujuy en el NOA, y con Chaco y Formosa en el NEA.

Entre los requisitos de circulación: máximo dos personas por vehículo, certificado habilitante para circulación, PCR negativo, declaración jurada para circular en zonas urbanas, autorización expresa a permitir el rastreo de su recorrido, confirmar lugar de residencia, entre otros.

Asimismo, los camioneros decidieron levantar los cortes de ruta que impedían el acceso a San Luis, pero anticiparon que continuarán con medidas de fuerza en los próximos días para lograr la flexibilización de los protocolos vigentes en el distrito.

Durante tres días, los camioneros no permitieron el ingreso a la provincia ni tampoco el egreso de ningún transportista. Quienes debían cruzar el territorio puntano con otro destino eran autorizados, lo mismo que los automóviles particulares y ambulancias.

Tanto desde la justicia federal como de la provincial se emitieron órdenes de liberar las rutas, lo que fue acatado por los camioneros sin llegar a enfrentamientos con las fuerzas policiales, que se hicieron presentes en los cinco cortes para notificar a los manifestantes.

Los transportistas pretenden que la duración de los PCR sean de una semana al menos y que el costo del mismo esté a cargo del Gobierno de Alberto Rodríguez Saá.

Dejá tu comentario