Kicillof prorrogó canje hasta el 23-A y apuesta a avanzar en negociación

Ambito Nacional

Decimocuarta extensión del proceso de reestructuración de deuda por u$s7.148 millones se produce tras embestida judicial en NY de bonistas.

Con cuestionamientos a la estrategia de judicialización en Nueva York activada hace una semana por una tajada de los tenedores pero además con la puerta abierta a una continuidad en las negociaciones, el Gobierno de Axel Kicillof oficializó ayer la prórroga hasta el 23 de abril de la invitación para adherir al canje de deuda bajo legislación extranjera por u$s 7.148 millones.

Se trata de la decimocuarta extensión del proceso, que expirará precisamente un día antes de que se cumpla un año de la presentación de la oferta original a los tenedores.

“A pesar de la decisión de un grupo de acreedores de presentar demandas de pago en los tribunales de Nueva York, la Provincia sigue comprometida a realizar una negociación de buena fe a fin de reformular los términos y condiciones de los bonos elegibles”, señalaron a primera hora de ayer desde el Ministerio de Hacienda y Finanzas bonaerense, que conduce Pablo López.

En esa línea, remarcaron que “el litigio en los tribunales no es el camino porque no resuelve el problema de sostenibilidad de la deuda de la Provincia ni aumenta la capacidad de pago existente” y que “por eso la solución debe ser consensuada y compartida”.

“La Provincia permanece abierta al diálogo con sus bonistas sobre posibles enmiendas a los términos de la propuesta establecidos en la invitación al canje de deuda, incluídos los informados en el comunicado emitido el pasado 21 de marzo”, remarcaron desde el Ministerio.

El pasado viernes Kicillof había asegurado que la Provincia “continúa abierta al diálogo con los acreedores internacionales para encontrar una solución conveniente”, aunque remarcó que ese proceso debe darse en el marco de un “esquema de vencimientos que esté dentro de las posibilidades de pago”.

“La denuncia judicial no contribuye a la posibilidad de encontrar una solución”, recalcó, en el marco de una conferencia de prensa y junto a López y al subsecretario de Energía, Gastón Ghioni.

Hizo referencia así a la embestida en los tribunales del Distrito Sur de Nueva York motorizada por el Comité Directivo del Grupo Ad Hoc de Tenedores de Bonos de Buenos Aires, por el incumplimiento en los pagos desde abril de 2020. El monto de los reclamos es del orden de los u$s 300 millones.

La avanzada se produjo luego de que no prosperaran negociaciones restringidas con GoldenTree Asset Management LP, el principal acreedor de la Provincia, en las que el Gobierno exploró términos indicativos de una potencial enmienda a la invitación vigente. Una variante que incluía la eliminación de la quita de capital, la elevación de los cupones y una disminución de la vida promedio de más de 13 años a 11 años, además de reconocer los intereses contractuales devengados por los bonos elegibles durante todo el proceso, en los términos y condiciones de los nuevos bonos, a aquellos inversores que aceptaran participar en la invitación.

Dejá tu comentario