Ambito Nacional

Manzur asegura lazos con los EE.UU. y espera fondos para aguinaldos

El gobernador de Tucumán, el peronista Juan Manzur, siguió hoy la gira por los Estados Unidos con escalas en Washington y en Nueva York para estrechar lazos con organismos de crédito y cámaras empresarias en el que comienzo de su segunda gestión al frente del Ejecutivo. En paralelo, el oficialismo gestiona en la provincia un crédito bancario de unos $3.000 millones para hacer frente al pago de sueldos y aguinaldos, que por la aplicación de la cláusula gatillo atada a inflación disparó el gasto por encima de lo presupuestado.

Esta mañana, el mandatario visitó el Atlantic Council en Washington, un centro de pensamiento de relaciones internacionales. Allí, fue recibido por Jason Marczak, director del Centro para América Latina Adrienne Arsht. Manzur destacó la reintroducción del limón tucumano en el mercado de los Estados Unidos.

“Esperamos que los miembros del Atlantic Council nos visiten en Tucumán para continuar generando vínculos para la provincia”, sostuvo Manzur, quien en esa ciudad ya había tenido un encuentro con Alexandre Meira da Rosa, vicepresidente Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en busca de financiamientos para proyectos, y también con representantes de la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

Luego, Manzur tuvo una reunión con el vicepresidente del Banco Mundial, Humberto López. “La impronta de Manzur es proyectar a Tucumán al mundo como una manera de generar nuevas oportunidades, de invertir, crear negocios y capacidades tecnológicas, académicas y científicas que puedan conectar a la provincia con el mundo”, dijo el secretario de Relaciones Internacionales, Jorge Neme, uno de los integrantes de la delegación tucumana.

Para el cierre de la gira, el gobernador se dirigía a Nueva York, donde expondrá en el City College en el panel “Argentina: Desafíos y perspectivas para el Nuevo gobierno”. “Estamos a la espera de otras reuniones, que nos están por confirmar”, dijeron voceros desde Estados Unidos.

En tanto, en este hemisferio, el PJ en la legislatura tucumana, que debuta el viernes con nueva composición, busca los acuerdos para aprobar un crédito por $3.000 millones con el Banco Macro que permita a la administración de Manzur hacer frente en diciembre al pago de sueldos y aguinaldos de los empleados públicos.

Sucede que Tucumán es uno de los distritos que acordó “cláusula gatillo” con los gremios, mecanismo por el cual los salarios se actualizan de forma automática en función del IPC. Con una inflación real que duplicó a la proyectada en los Presupuestos, y sin ingresos compensatorios, las provincias con gatillo tienen desequilibrios ahora en las cuentas. “Este año la cláusula gatillo complicó las finanzas. Y entró menos de lo que tenía que mandar la Nación”, dijeron desde la provincia a Ámbito Financiero.

En el oficialismo estiman que no habrá mayores inconvenientes en lograr aval de los diputados para aprobar el crédito.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario