Santa Fe pide refuerzos de Nación para combatir delitos

Ambito Nacional

Funcionarios del Gobierno de Omar Perotti vincularon los graves hechos a bandas narco y apuntaron también contra policías desplazados. Estupor por ataque a tiros en zona de un casino.

La crisis de inseguridad en la provincia de Santa Fe escaló en las últimas horas al plano político luego de que el ministro de Seguridad, Marcelo Saín, vinculara los ataques a tiros ocurridos desde principio de año en la ciudad de Rosario contra el Centro de Justicia, el Servicio Penitenciario y el Casino a “negocios enormes” de grupos integrados por bandas narcos y policías desplazados.

Por otra parte, el funcionario reclamó a su par nacional, Sabina Frederic, un refuerzo de efectivos federales para patrullar las calles de la ciudad de Rosario y de la capital provincial en busca de potenciar el plan de saturación policial.

Ayer al mediodía, en tanto, otro hombre fue ejecutado en un presunto ajuste de cuentas en el mismo barrio Las Rosas en el que se encuentra el casino, justo en el mismo momento en el que se realizaba un operativo de saturación policial en busca de los sicarios que protagonizaron la balacera frente de la sala de juegos.

“Es una reacción de grupos que, evidentemente, manejaban negocios enormes”, dijo el funcionario en referencia al ataque frente al Casino City Center de Rosario en el cual murió un apostador que se hallaba fumando en el balcón, hecho por el cual ayer se produjo una detención de un hombre que tendría vinculación con la banda Los Monos.

Respecto de este hecho Saín se preguntó “qué es lo que estaba pasando en Rosario, por qué tanta inquina, por qué tanta inquina por un desplazamiento (el de los jefes policiales, que es casi natural...”.

De esa forma, Saín vinculó los movimientos en las jefaturas de las unidades regionales de la Policía provincial con lo que viene ocurriendo desde ese momento, con un recrudecimiento de la violencia y el aumento de homicidios en los departamentos Rosario y la capital.

“A mí me parece que había jefes policiales que se creían que eran dueños de provincia o dueños de la ciudad, y me parece que, a partir de lo que pasó, están en la picota, ya no en cuanto al cuestionamiento político sino también penal”, dijo Saín en declaraciones a medios de la capital provincia. Y agregó que “acá, aunque se diga lo contrario, lo que había era una Policía que tenía total autonomía”.

El ministro señaló que “más allá de que con el fiscal (Luis) Schiappa Pietra produjimos una detención clave referida a la balacera contra el casino de Rosario, hay cosas que no tienen otro tipo de explicación que estas reacciones como la balacera al Centro de Justicia Penal, a la sede del Servicio Penitenciario Provincial y lo del City Center”.

“Esto no guarda ningún tipo de racionalidad desde el punto de vista criminal más que generar conmoción”, añadió.

También desestimó versiones sobre su supuesta renuncia, vinculadas a la llegada de fuerzas federales para trabajar en la provincia y en ese sentido aseguró que solo le importa “el respaldo político del gobernador Omar Perotti”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario