El camino del Reino Unido hacia el divorcio de la UE

Las negociaciones formales comenzaron en 2016 tras un referéndum. El 23 de junio de 2016, el 52% de los británicos vota por salir de la Unión Europea.  El camino terminó este viernes.

Desde el referéndum sobre el Brexit en 2016 hasta la salida del Reino Unido de la Unión Europea que se concretó este viernes, estas fueron las principales etapas de un divorcio tortuoso.

En un referéndum el 23 de junio de 2016, el 52% de los británicos vota por salir de la Unión Europea (UE).

Esto provoca la dimisión del primer ministro conservador David Cameron, artífice del referéndum pero partidario de permanecer en el bloque. Es reemplazado por Theresa May, una euroescéptica que se convierte en primera ministra el 11 de julio.

El 29 de marzo de 2017, May activa con una carta a Bruselas el Artículo 50 del Tratado de la UE referido a la retirada voluntaria de un país miembro, en un principio en un plazo de dos años.

May adelanta las elecciones al 8 de junio en un intento de fortalecer su posición, pero pierde la mayoría absoluta y queda a merced de una Parlamento fragmentado. Tras año y medio de arduas negociaciones, Londres y Bruselas alcanzan un acuerdo de divorcio el 13 de noviembre de 2018.

El pacto tiene que superar una amenaza de veto planteada a última hora por España respecto a las relaciones con Gibraltar, pero se firma finalmente el 25 de noviembre.

El 15 de enero de 2019 primero, y luego el 12 de marzo, el Parlamento británico rechaza el acuerdo.

El Consejo Europeo acepta aplazar el Brexit hasta el 22 de mayo si el Reino Unido aprueba el Tratado de Retirada, dejándole de lo contrario hasta el 12 de abril para presentar una propuesta alternativa.

El 29 de marzo, el acuerdo es rechazado por tercera vez en el Parlamento británico.

El 11 de abril May obtiene de la UE un segundo aplazamiento hasta el 31 de octubre. May se ve obligada a organizar las elecciones europeas el 23 de mayo. Tras esto, anuncia que renunciará.

El 23 de julio, Boris Johnson, partidario de un Brexit con o sin acuerdo el 31 de octubre, es elegido por el Partido Conservador para suceder a May.

El 3 de septiembre, Johnson pierde la mayoría absoluta tras deserciones y expulsiones de diputados de su partido. También lo abandonan varios miembros de su gobierno.

El Parlamento aprueba una ley que obliga al primer ministro a pedir a la UE una postergación del Brexit si no logra un acuerdo de retirada para el 19 de octubre.

El 17 de octubre, antes de la apertura de una cumbre europea, la UE y el Reino Unido anuncian haber alcanzado un nuevo acuerdo de divorcio.

El 22 de octubre, el Parlamento británico aprueba el principio de ese texto, pero vota contra su examen acelerado, como pretende Boris Johnson para que el Brexit pueda tener lugar el 31 de octubre.

Esto lo obliga a pedir un nuevo aplazamiento a la UE hasta el 31 de enero de 2020.

El 28 de octubre, la UE aprueba el tercer aplazamiento y un día después los diputados británicos aceptan por una mayoría de dos tercios la petición, rechazada previamente, de Johnson de convocar a elecciones legislativas anticipadas el 12 de diciembre. El líder conservador gana los comicios con una aplastante mayoría de 365 diputados en una cámara de 650.

El 20 de diciembre, Johnson presenta a la nueva Cámara de los Comunes el proyecto de ley, que es aprobado el 9 de enero de 2020.

Aún debe ser validado por la Cámara de los Lores y luego promulgado por la reina. También debe ser ratificado por el Parlamento Europeo el 29 de enero.

El divorcio tuvo lugar finalmente este viernes a las 23H00 (hora de Londres y GMT). Se abre ahora un periodo de transición hasta el 31 de diciembre de 2020, que puede ser prolongado por pedido del Reino Unido por uno o dos años más.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario