Ayuda económica al sector tambero

Campo

El gobierno santafesino definirá en los próximos días una nueva ayuda económica para el sector lácteo, que no se puede recuperar de las inundaciones que afectaron a la provincia en los últimos meses.

Los productores tamberos de Santa Fe viven momentos difíciles «en lo económico, lo financiero, y hasta en lo moral y anímico» y «hay gente que padece momentos de angustia muy fuerte», afirmó el secretario de Agricultura santafesino, Daniel Costamagna.

Con el fin de paliar esa situación, el viernes próximo se realizará una reunión en esta ciudad «para definir la ayuda a los productores lácteos que fueron afectados por los meteoros de diciembre y marzo, cuya labor aún no repunta y muchos no descartan el cambio de objeto productivo», anticipó el funcionario.

«Estamos elaborando un informe, de acuerdo con el relevamiento que se realizó en la zona, sobre cuáles son aquellos tambos que sufrieron técnicamente pérdidas totales, no sólo en las pasturas, sino en mortandad de animales y en anegamiento de suelos hasta hace pocos días», afirmó Costamagna.

Según el funcionario, «hay casos terminales que son los de algunos pequeños establecimientos lecheros. Nosotros estimamos son 150 tambos que fueron afectados por los dos fenómenos climáticos».

«Elevamos una idea, se llegó a un acuerdo para elaborar un padrón y así cumplir con una ayuda especial para estos tambos que se va a poner en consideración el día viernes», acotó. Además de la ayuda económica extraordinaria solicitada al gobierno santafesino por la Federación de Centros de Tamberos, los productores reclaman la bonificación total de los consumos de energía eléctrica por parte de la EPE, para mayo y junio.

Esta semana entran en vigencia los créditos para pasturas con tasa cero, y ya se terminó de pagar por completo la primera cuota del subsidio de cinco centavos por litro de leche, que asciende a más de 20 millones de pesos, además de la entrega de rollos para la alimentación de animales y su refuerzo la semana anterior.

  • Emergencia

    Paralelamente, la provincia continúa realizando gestiones ante el gobierno nacional para la declaración del estado de emergencia y desastre agropecuario en el sector tambero, así como en el caso de la ganadería y la agricultura, en los casos en que se haya registrado mortandad o inundaciones y anegamientos. «Hoy, la alternativa agrícola es tentadora, por los precios de los commodities, de los granos. Uno trata de lograr un equilibrio en toda la provincia y mantener la actividad lechera porque la consideramos emblemática y, además, porque tiene un impacto económico y social, con importancia en el trabajo y en la distribución económica», concluyó Costamagna.
  • Dejá tu comentario