Dicen en el campo...

Campo

. ...que pareciera que el

boom de la soja da para todo, hasta para la « desmemoria». Esto parece haberle pasado a un mediático productor, de llamativa popularidad últimamente, que al hablar sobre una propuesta del tipo de la OPEP que, en lugar de petróleo, se conforme con una especie de liga de países productores de la oleaginosa a fin de evitar, entre otras cosas, las abruptas oscilaciones del mercado, parece no haber recordado que la idea ( probablemente tampoco del todo original ya en aquel momento) había sido lanzada varios años atrás por otro productor, de Santa Fe, Angel Girardi (p), publicada incluso en una serie de extensos artículos periodísticos y hasta recopilada en forma de un pequeño librito con el nombre de: OPES -Organización de Países Exportadores de Soja-, pero en el año !2001! Señalaba entonces Girardi que «

Estados Unidos, la Argentina y Brasil son los países más importantes del mundo en materia de producción y exportación de soja; de ahí que es impostergable que el área competente de nuestro gobierno intente una concertación de precio con tales naciones, lo cual es totalmente legítimo: así lo ha hecho Venezuela con su petróleo, propiciando la creación de la OPEP». También explicaba someramente el sistema. Evidentemente, «nada se pierde... todo se recicla».


***

. ...que la desmedida

«popularidad» de la soja en el último período provocó también otro tipo de « licencias». Tal es el caso de un nuevo producto de consumo hecho, en parte, con la oleaginosa. Naturalmente, el lanzamiento requirió promocióny ésta, publicidad, para lo cual se realizó un corto televisivo, extenso, que, entre otras cosas, habla de las múltiples bondades y cualidades de la soja y muestra una toma de cultivo... pero de ¡maíz! (y para colmo, según los entendidos, enmalezado). Pareciera que, si sigue de moda el campo, los publicistas tendrán que hacer algún cursillo de verano en la Facultad de Agronomía... Por el momento, pareciera que lo único que interesa de la vapuleada soja es su costado fiscal (vía las retenciones), y poco importa cómo es, o siquiera «cuál» es. ¿La gente de Abad, en la AFIP, lo tendrá claro?

Mientras estas «anécdotas» provocan algunas sonrisas, otros temas más serios preocupan a los productores, y no sólo por el debilitamiento relativo de los precios internacionales. Por caso, aún no se sabe muy bien qué determinación tomará finalmente el secretario de Agricultura, Miguel Campos, con su proyecto de regalías (que se aplicarían al trigo y a la soja) y que ya cosechó duras críticas. Si bien se habían achicado bastante las diferencias después de varias reuniones entre varios privados (semilleros, obtentores, productores, etc.), parece que volvieron a dividirse las aguas y por el momento la discusión estaría nuevamente estancada. Lo que muchos objetan es la aparente mezcla de objetivos. Es que si bien las regalías deben ser para reconocer la inversión en investigación de las empresas semilleras (lo cual es imprescindible), parece que aquí la prioridad es ir contra la multiplicación ilegal, que ya está legislada con varios instrumentos. Así se superpondrían las normas, nuevamente se perdería el objetivo y se caería otra vez en que la incapacidad oficial para controlar determina la aparición de más tasas (para muchos, impuestos) de tipo estructural. La otra pregunta que flota en el ambiente es ¿cuánto duran las regalías por obtención?, ¿5 años como las patentes de los agroquímicos?

***

.
... que se lo vio muy

serio al subsecretario de Agricultura, Claudio Sabsay, gesticulando agitado, frente a
la presidenta de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados, María del Carmen Alarcón. El diálogo tuvo lugar en un rincón de los salones donde se realizaba un cóctel lleno de periodistas. Según algunos más cercanos al lugar, parece que el tema era la Cuota Hilton, y a la luz de la seriedad en el rostro de Alarcón, a lo escueto de su respuesta y a la expresión sombría con que se retiró rápidamente Sabsay, parece que no le fue demasiado bien... Se debe recordar que, además, la diputada es de Santa Fe, provincia que resultó particularmente perjudicada por los cambios en la distribución de la Cuota realizados por Agricultura hace unos meses, al punto de que incluso intervino el gobernador, Jorge Obeid, y la queja llegó hasta el presidente, Néstor Kirchner. Respecto de la Comisión, podría sorprender con una determinación sobre el « longevo» tema de la regularización de las deudas bancarias (que tenía que estar terminada a fin de abril). La aparente imposibilidad de la banca oficial para resolver el asunto podría ser subsanada por el Legislativo. El rumor es que la decisión para los deudores podría ser similar a la que se dio con la famosa (Circular) 1.050, aunque en este caso, tal vez no abarcaría a la totalidad de los morosos...



Dejá tu comentario