Prevén que maíz gane hectáreas a soja

Campo

La semana comenzó con el informe mensual del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA), que en el mes de diciembre no realiza modificaciones en la producción norteamericana, aunque resulta relevante la proyección de demanda doméstica y los stocks finales ponderados. El informe final concerniente al tamaño de la cosecha norteamericana se revelará en el reporte del mes de enero próximo.

Las existencias finales de esta campaña para maíz, soja y trigo en los EE.UU. se proyectaron en 23,75 millones de toneladas, 15,4 millones de toneladas y 12 millones de toneladas, respectivamente, lo que no agregó demasiado a lo informado el mes anterior ni se dispersó mucho de lo aguardado por los operadores de Chicago.

Para la Argentina, el USDA proyecta una campaña de 14,2 millones de toneladas de trigo, 19 millones de toneladas de maíz y 42 millones de toneladas de soja, todas estas cifras por encima de lo informado en el reporte del mes anterior.

A nivel mundial, el USDA proyecta una campaña de trigo en el mundo de 588,5 millones de toneladas, ligeramente por encima de la del mes anterior, lo que permite que los stocks finales crezcan a 120,7 millones de toneladas, 1,6% más que lo proyectado en el informe de noviembre.

En maíz, el USDA estima una cosecha mundial de 692,9 millones de toneladas, 0,6% superior a la del mes anterior. El ligero crecimiento en el uso como forraje no impide que en el balance los stocks finales crezcan a 92,7 millones, 3% por encima de lo proyectado en el informe del mes de noviembre.

En soja, la producción mundial treparía a 226,8 millones de toneladas, 1,8 millón por encima de lo proyectado en noviembre. Al crecer la molienda, las existencias finales crecen ligeramente a 55,7 millones de toneladas, 1% por encima de lo revelado en el informe del mes anterior.

En los EE.UU. hubo una importante reactivación en el sector de las carnes en el curso de los últimos 15 años, en los que los precios de los granos forrajeros -más allá de los vaivenes lógicos del mercado- se mantuvieron relativamente estables. Actualmente, resulta bastante difícil que los inventarios de animales se mantengan en los niveles actuales, a no ser que los precios de la carne suban fuerte o que los precios de granos forrajeros declinen sostenidamente, algo bastante improbable a esta altura, por el sostenido crecimiento de la industria del etanol que en el mundo está desatando una verdadera crisis de forrajes, una situación prácticamente impensada pocos años atrás.

  • Proyecciones

    Por este motivo, en los EE.UU. van ganando importancia las proyecciones que se vayan haciendo en torno al crecimiento del área que se dedicará al maíz en la próxima temporada.

    Algunos datos preliminares ya dan cuenta de un aumento de entre 2,4 a 4,05 millones de hectáreas, que serán en su gran mayoría quitadas del cultivo de soja.

    En este sentido, la consultora privada Informa reveló que el área a dedicar con maíz en los EE.UU. en la próxima temporada totalizará los 34,8 millones de hectáreas, 3 millones de hectáreas más que las cultivadas el año anterior. En soja, Informa prevé que el área de siembra se ubicará en los 28,5 millones de hectáreas, 2,1 millones de hectáreas por debajo de lo implantado el año pasado.

    La relación de los precios para la próxima campaña 2007/ 08 en Chicago, entre la soja y el maíz, se ubican en la actualidad en aproximadamente 2,2 a 1 (2,2 kilos de maíz «compran» un kilo de soja). Esta misma relación se ubicaba en torno a 2,5 a 1 en el curso de los últimos 20 años. La «batalla» para ganar área de un cultivo a otro hasta el momento de la decisión final de siembra mantendrá en vilo a todo el mercado y asegura a la plaza una buena dosis de volatilidad para los próximos meses.

    Europa no ha logrado en el ciclo 2006/07 una buena campaña triguera. De acuerdo con el reporte de Cocereal, la producción de trigo europeo totalizará los 242,5 millones de toneladas, 4,3% menos que lo alcanzado en el ciclo anterior.

    En Francia, el principal productor de trigo de la CEE, la cosecha alcanzó los 60,8 millones de toneladas, comparado con 63,5 millones del ciclo 2005/06.

    Las producciones de maíz y de soja son el eje de la decisión de los productores, que se volcarían masivamente al cultivo del cereal para beneficiarse con la mayor demanda por etanol.
  • Dejá tu comentario