Edición Impresa

Cristina, con Rioseco, irrumpe en las campañas provinciales

Por primera vez, la senadora nacional mostró respaldo público a un postulante a gobernador. Neuquén abrirá el 10 de marzo calendario de generales. Fórmula de unidad busca dar golpe ante MPN.

A diez días de las elecciones neuquinas, que el 10 de marzo marcarán el inicio de los comicios generales en todo el país, la senadora y expresidenta Cristina de Kirchner se mostró por primera vez de forma pública en una campaña provincial, cuando ayer le dio su apoyo en el Instituto Patria al candidato peronista Ramón Rioseco en su aspiración por la gobernación de Neuquén.

Tras el encuentro, del que también participó el compañero de fórmula de Rioseco, el diputado nacional kirchnerista Darío Martínez, desde la alianza Unidad Ciudadana-Frente Neuquino aseguraron: “Estamos muy entusiasmados, con mucha fuerza, faltan muy pocos días para que se cierre un ciclo de 60 años en la política neuquina”, en relación con el reinado en la provincia del Movimiento Popular Neuquino (MPN) que hoy comanda el gobernador Omar Gutiérrez, quien se postuló para su reelección.

Hasta ahora, la aparición de Cristina de Kirchner se había limitado a la campaña nacional, como ocurrió días atrás con el encuentro con el diputado Felipe Solá. Inclusive, en los distritos donde el kirchnerismo acordó unidad con otros sectores del PJ, la expresidenta no se mostró: la reunión con el santafesino Omar Perotti transcurrió en la más absoluta discreción, y en otras provincias el diálogo se da a través de armadores cercanos, lugar que hoy tiene, por ejemplo, su exjefe de Gabinete, Alberto Fernández, con quien la expresidenta parece haber recompuesto relaciones. En otros pagos, como Catamarca, la unidad se cerró con una reunión explícita entre la gobernadora Lucía Corpacci y dirigentes K como el exsecretario general de la Presidencia Oscar Parrilli o el líder de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella.

“Encontramos a Cristina con toda la fuerza, la lucidez y la serenidad necesaria para ponerles fin a las políticas de Macri”, dijo Rioseco. El intendente de Cutral Co subió sorpresivamente en las encuestas y llegó a superar a Horacio “Pechi” Quiroga, jefe municipal capitalino y candidato de Cambiemos. Este hecho hizo encender las alarmas de la Casa Rosada. Si bien en el Gobierno nacional creen que Rioseco llegó a su techo de intención de voto, la decisión ante su avance pasó por no debilitar al MPN. De hecho, mientras Cristina de Kirchner apareció en escena, no hubo presencia del presidente Mauricio Macri en respaldo a Quiroga. “Si Cambiemos no tiene chances, mejor evitar una victoria kirchnerista”, es el razonamiento en Balcarce 50. Sin embargo, con la foto de ayer, Rioseco y Martínez apuntan a mantener la curva de crecimiento y forzar un escenario de tercios. La cercanía del gobernador con el Presidente llevó a que el peronismo aspirara la mayor parte del voto antimacrista en la tierra de Vaca Muerta y las inversiones hidrocarburíferas.

“Hay dos ciclos agotados, el del MPN, que lleva 60 años, y el de Macri, que en cuatro años produjo un daño inmenso a toda la sociedad argentina”, lanzó Rioseco, con dardos estratégicos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario