15 de diciembre 2011 - 22:31

Barcelona fue arrollador y se metió en la final

Barcelona goleó al Al Saad y ahora enfrentará al Santos.
Barcelona goleó al Al Saad y ahora enfrentará al Santos.
Barcelona jugará el domingo la final del Mundial de clubes ante el Santos brasileño tras golear por 4-0 a un Al Sadd que se limitó a defender para protegerse de una derrota aplastante.

Adriano, con dos goles, Seydou Keita y Maxwell marcaron para un Barcelona que pagó un alto costo por el triunfo al lamentar la grave lesión de David Villa, con fractura de la tibia de su pierna izquierda, y una nueva dolencia muscular del chileno Alexis Sánchez.

Barcelona arrancó con cinco novedades respecto al equipo que el sábado ganó 3-1 en el campo del Real Madrid, pero apenas se notó. Primero, por la disposición de todos los jugadores; y, segundo, porque el Al Sadd colaboró.

El conjunto qatarí defendió con nueve jugadores pegados a su área, lo que facilitó mucho el trabajo de los azulgranas. El problema para el Al Sadd fue que las pocas veces que robó la pelota lo hizo a 60 metros de distancia del arco azulgrana. Víctor Valdés no tuvo que intervenir en todo el partido.

Barcelona abrió el marcador a los 25 minutos con un gol casi cómico. El defensor Belhadj y el arquero Saqr se hicieron un lío, no despejaron y Adriano tuvo suficiente tiempo para marcar el primer tanto del partido.

A pesar del regalo, el gol vino a hacer justicia a los méritos azulgranas, que ampliaron la cuenta a los 43 minutos, esta vez con un gol más decoroso. Lo marcó de nuevo Adriano, desde el vértice del área, con un bonito disparo bien colocado.

Barcelona se fue al descanso celebrando la cercanía de la final, pero lamentando la lesión que se produjo Villa a los 36 minutos. El español podría perderse toda la temporada si se confirma la lesión en todos sus términos.

La segunda parte también dejó dos noticias dispares. La más alegre para el Barcelona estuvo en los goles de Keita y Maxwell.

Pero, los azulgranas lamentaron otra nueva lesión, la del chileno Alexis Sánchez, con una posible rotura muscular. Su última dolencia de este tipo fue a comienzos de temporada y lo tuvo dos meses fuera de las canchas.

Así concluyó una victoria que le salió cara al Barcelona por las lesiones, principalmente la de Villa, aunque consiguió el objetivo inicial de jugar la final del Mundial de clubes, que será el domingo ante el Santos brasileño de Neymar.

Dejá tu comentario

Te puede interesar