¿Da marcha atrás? Tras la reunión de su padre con Bartomeu, Messi podría seguir en Barcelona

Deportes

Lionel Messi debe decidir los próximos pasos a seguir después de que el presidente del club catalán, Josep María Bartomeu, se mostró inflexible respecto de dejarlo marcharse, lo que complica su desembarco en otro equipo de elite. Según la prensa española, la 'Pulga' junto a su familia estarían analizando la chance de seguir en Barcelona hasta 2021.

Las nuevas informaciones periodísticas que llegan desde España que apuntan a que Lionel Messi estaría dispuesto a dar marcha atrás a su decisión y quedarse un año más en el Barcelona. Se espera que en algún momento salga a hablar públicamente para explicar su posición, lo que puede servir como un golpe de efecto para desencallar la situación.

Esta mañana Jorge Messi, padre y representante del jugador respondió con un escueto "sí" o "no sé" -esta última versión según el entorno del jugador- cuando las cámaras de la cadena Cuatro le preguntaron si estaba estudiando la posibilidad de que el capitán argentino se quede en el Barcelona.

Las palabras de Jorge Messi no se escuchan bien, pero de confirmarse que Messi valora quedarse un año más hasta finalizar su contrato supondría un giro radical en la postura de la máxima estrella del equipo catalán.

Embed

La expectativa está puesta en la reunión que el capitán del seleccionado mantendrá con su progenitor para que le explique los pormenores de lo que discutió ayer con Bartomeu.

La reunión concluyó sin un acercamiento, después de que el directivo culé reiterara que el club no dejará marchar con carta de libertad, mientras los Messi insistieron en que el goleador histórico del Barcelona ya expresó su voluntad de hacer uso de la cláusula de rescisión de su contrato que le permitía salir gratis a final de temporada.

Bartomeu reiteró a Jorge Messi que el '10' tiene contrato vigente hasta junio de 2021 y que si quiere irse tendrá que pagar los 700 millones de euros de la cláusula de rescisión de su contrato. Además, remarcó que el astro argentino es la pieza fundamental del nuevo proyecto liderado por el DT neerlandés Ronald Koeman y quiere que se quede, ofreciéndole dos años más de contrato.

Del lado de Messi transmitieron que la decisión del futbolista es acabar con su etapa de 20 años en el conjunto azulgrana, pero quieren hacerlo sin terminar en una batalla legal.

Los abogados del rosarino insisten en su interpretación del contrato de jugador, y creen por la crisis del coronavirus la temporada culminó más tarde de lo normal, de ahí que Leo tenia derecho a expresar su voluntad después del 10 de junio, que era la fecha literal.

Embed

Messi es consciente de que su salida del Barcelona es compleja y que su futuro ya sea en el Manchester City o en otro equipo, depende en gran medida de que pueda irse libre.

Podría acudir a la FIFA para que habilite su traspaso, pero esta vía posiblemente desembocará en un conflicto legal, con el club de destino arriesgándose a un litigio con el Barcelona.

Al día de hoy parece tan difícil que Messi se quede como que se marche, debido a que la relación con el Barcelona se deterioró, si bien el primer encuentro entre ambas partes fue calificado de "cordial".

Todos los escenario continúan abiertos a la espera de los movimientos de Messi, quien se encuentran recluido en su casa de Casteldefels, donde esta mañana disputó un partido de paddle con Luis Suárez, su amigo y socio futbolístico, según publicó el periódico deportivo Marca.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario