Causa Maradona: Morla declaró y responsabilizó a la familia por la internación en la casa de Brandsen

Deportes

El abogado y expresentante del "Diez" se presentó hoy en la fiscalía de San Isidro, donde declaró como testigo y aseguró que la internación domiciliaria de Diego Maradona en la casa de Tigre fue una decisión de la familia del astro futbolístico.

El abogado Matías Morla se presentó este mediodía ante la Justicia para declarar en la causa por la muerte de Diego Maradona. La citación se realizó por pedido expreso de Dalma y Gianinna, con el fin de que la investigación por la muerte de su padre no se agote con las responsabilidades médicas y avance contra algunas personas del entorno del astro del fútbol en los momentos previos a su fallecimiento.

“Voy a contar lo que vi de Diego, las veces que lo vi”, afirmó Morla antes de ingresar a la fiscalía de San Isidro. Allí, aseguró que la internación domiciliaria de Diego Maradona en la casa de Tigre fue una decisión de la familia del astro futbolístico. Según trascendió, el abogado aseguró que "fue una locura” dicha decisión.

La del barrio privado Bradsen se trata de la casa donde Diego Maradona se alojó desde el 11 de noviembre de 2020, tras ser operado de un edema subdural.

A su vez, el letrado describió su relación con Maradona y subrayó que no participó en la decisión de realizar la internación domiciliaria la cual, según dijo, era mala y nunca Maradona hubiese vivido ahí.

Morla, además, se refirió a los días en los que pasó a visitar a Diego en esa casa de Tigre: “No lo veía bien. Tenía la voz extraña, como robótica”. Con respecto al principal acusado, el neurocirujano Leopoldo Luque, señaló que “no era debidamente informado de lo que pasaba por las personas que estaban con Diego”.

Es la primera declaración del abogado y la misma fue como testigo pese a que las dos hijas de Maradona, Dalma y Gianinna vienen acusándolo como responsable de la muerte.

Los siete imputados de la causa son médicos, entre ellos el neurocirujano Leopoldo Luque y la psiquiatra Agustina Cosachov.

Dejá tu comentario