21 de noviembre 2008 - 00:00

Estudiantes, un finalista con oficio

Pavlovich y Cellay luchan por la pelota. Estudiantes no jugó mejor que Argentinos Juniors, pero sacó a relucir su oficio copero.
Pavlovich y Cellay luchan por la pelota. Estudiantes no jugó mejor que Argentinos Juniors, pero sacó a relucir su oficio copero.
Fue un partido típico de Copa. Con más brusquedades que fútbol y jugado más con el corazón que con el cerebro. En esa lucha, Estudiantes mostró su oficio, aguantando en el primer tiempo, cuando Argentinos Juniors fue futbolísticamente mejor y atacando en el segundo con la entrada del interminable José Luis Calderón, quien volvió a mostrar su oportunismo para marcar un gol que fue clasificación a la final y tranquilidad.

Argentinos Juniors salió de entrada a buscar un gol, pero chocó contra una defensa muy firme, bien respaldada por Andújar. Estudiantes se vio superado futbolísticamente, por lo que apeló al oficio para «esconder la pelota» y pasar los menores sofocones posibles.

En la segunda etapa, Estudiantes se plantó de igual a igual y consiguió la ventaja en un córner con un cabezazo de Calderón, para después defenderla con más garra que fútbol.

Estudiantes ahora jugará la final con Internacional de Porto Alegre, que el miércoles apabulló a Chivas de México ganando por 4 a 0.

El equipo platense ganó, pero quedó en deuda con su fútbol, por lo que deberá mejorar si quiere quedarse con la Copa.

Dejá tu comentario

Te puede interesar