Ginóbili duda ir a Pekín

Deportes

Emanuel Ginóbili puso en duda su participación en los próximos Juegos Olímpicos de Pekín, al advertir que arrastra una lesión en un tobillo que le impide entrenarse y jugar con normalidad.

Una de las figuras de los Spurs deslizó la posibilidad de no viajar a China y comentó que la molestia que tiene es más grave de lo que se pensaba.

«La dolencia no me permite estirar la articulación y dentro de tres semanas me tengo que hacer nuevos estudios, siento que está en peligro mi participación en los Juegos Olímpicos», se sinceró.

Ginóbili destacó que su suerte estará atada a los resultados de los estudios que se realizará dentro de tres semanas.

«Estoy muy asustado y más preocupado que todos ustedes. Y les digo por qué: la lesión que sufro en el tobillo derecho es mucho más grave de lo que pensaba». Así abrió Ginóbili la conferencia de prensa que ofreció en el hotel Panamericano de Buenos Aires.

«Tengo ese tobillo con líquido y muy ensanchado el ligamento, por lo que convinimos con mi técnico de San Antonio Spurs, Gregg Popovich, que mantendré inmovilizada la pierna derecha por las próximas tres semanas», explicó el bahiense.

Con gesto adusto, el escolta campeón olímpico en Atenas 2004 comentó que cuando fue revisado por los médicos de los Spurs, le recomendaron «seis semanas con la pierna inmovilizada», algo a lo que se opuso porque le iba a impedir realizar la preparación para los Juegos.

«Al final, me fui de vacaciones a México y cuando volví, tenía menos líquido pero el ligamento seguía igual. Entonces pude convencerlo a Popovich y ese tiempo se redujo a la mitad, pero igual voy a perderme, como mínimo, más de una semana de preparación», dijo. «Y si para entonces todo sigue igual, aumentará la posibilidad de que no pueda ir a Pekín. Por eso estoy muy triste», confesó.

«La lesión se provocó en el segundo partido con Phoenix y se agravó contra New Orleans. Por eso contra los Lakers estaba tan limitado en los movimientos. Mi juego es explosivo y por el dolor no podía arrancar ni saltar para empezar y terminar las jugadas, describió el ex Andino de La Rioja y Estudiantes de Bahía Blanca.

Al ser interrogado si era posible haber parado en algún partido (jugó todos los playoff) Ginóbili fue enfático: «no es posible bajarse de ningún partido a esa altura de la competencia».

La «Legión dorada» que ganó los Juegos de Atenas y fue subcampeona mundial en Indianápolis, ya está muy diezmada de cara a los Juegos Olímpicos con las deserciones por propia voluntad de Juan Ignacio «Pepe» Sánchez, Walter Herrmann y posiblemente Carlos Delfino. Además, están marginados por el entrenador, Sergio Hernández, los pivotes Rubén Wolkowyski y Gabriel Fernández.

Dejá tu comentario