Insólito Mundial de fútbol sobre motos

Deportes

El Motoball es una adaptación más de este tan hermoso como popular deporte que es el fútbol. ¿Qué puede ser más divertido que jugar al fútbol arriba de una moto? Se preguntan los protagonistas del juego.

Se juega sobre un piso de tierra y el partido consta de cuatro cuartos de 20 minutos. Cada equipo está conformado de cuatro motoqueros más el arquero que es el único jugador que no anda sobre dos ruedas.

Junto al entrenador, siempre se encuentra un mecánico que, al poder resolver cualquier inconveniente con las máquinas, se transforma en el personaje más importante del deporte.

La pelota es dos veces más grande que las que se pueden ver en cualquier partido de fútbol 11 y pesa un kilo. Solamente deberá ser pateada o cabeceada y está prohibido tocarla con la mano (salvo el arquero por supuesto).

Hay dos árbitros que se dividen las mitades de cancha. Este deporte cuenta con fans y data desde la primera Guerra Mundial. Hoy en día, hasta existe un campeonato del mundo de la disciplina donde se destacan Francia, Rusia y Alemania.

Dejá tu comentario